68-Hozono Global Jairis: Geralynn Leaupepe (1), Alicia González (15), Rut Marín (4), Erika De Souza (10), Keira Robinson (2). También: Izabella Frederico (8), Ángela Mataix (9), Royo (7), Cotano (6), Sáez (1), Alejandra Sánchez (5).

70-Alter Enersun Al-Qázeres Extremadura: Patri Vicente (14), Conchi Satorre (19) Yaiza Lázaro (6), Alexandra Mollenhauer (18), Crystal Primm (6). También Sara Vujacic (-), Sira Hisado (3), Sara Zaragoza (4), Pilar Cambero (-), María Galiana (-).

Marcador por cuartos: 22-14, 44-35, 55-52 y 68-70 (final).

Árbitros: Patricio López e Isabel Mirantes. Sin eliminadas.

Incidencias: Jornada 13 de la Liga Femenina Challenge. Pabellón Justo Vicente de Alcantarilla.

Llegó, por fin, el primer triunfo del Alter Enersun Al-Qázeres Extremadura lejos del Multiusos. Una victoria de mucho mérito ante el potente Hozono Global Jairis (68-70) que coloca a las de Jesús Sánchez en muy buena posición para luchar por arriba.

Las murcianas saltaron a pista mucho mejor y con un 6-0 en poco más de un minuto y un primer triple de Alicia González castigaron los errores de su rival, principalmente de las manos de una Mollenhauer que así y todo terminaría siendo de las más destacadas. A las extremeñas les costó encontrar la precisión en ataque pero no defender con una buena actitud que todo y los errores que hubo en este periodo les permitió minimizar el potencial de las locales.

Con mucho trabajo oscuro y no demasiado acierto, superado el ecuador del cuarto se vería la primera alternancia (8-10 en el 6´) en un marcador que en el siguiente tramo bailaría varias veces. Hasta que con 15-14 en el 7 llegaría una de las peores fases de las verdes en el duelo, pues quedaron completamente secas en lo ofensivo y cederían una nueva máxima con el resultado final (22-14 y un 0/5 en triples por 2/5 local que se antojaba como una de las claves).

Superioridad local

Aunque Patri Vicente abrió el cuarto encestando el primer triple extremeño, sin que hubiera más hasta después del descanso, de nuevo las murcianas serían superiores en pista sometiendo a las visitantes durante los primeros minutos en muchas zonas del rectángulo. Así y todo el Al-Qázeres no perdía la compostura en defensa y eso le permitía seguir en la pelea con todas las opciones intactas pese a atravesar por fases de muchos problemas ofensivos (31-23 en el 4´).

Aspectos como el rebote o las pérdidas estaban muy igualados y aunque en ataque se sufría (máxima con el 38-26 en el 7´), la buena predisposición defensiva de las de Jesús Sánchez impidió que las locales rompieran el marcador al paso por los vestuarios (44-35).

Y por fin llegó el acierto en el lanzamiento con una Mollenhauer que hizo mucho daño. Las cacereñas saltaron a pista en el reinicio con las misma actitud defensiva pero a diferencia de lo visto antes ahora la toma de decisiones en ataque casi siempre era buena. Así, con un parcial de 0-10 en cuatro minutos le daban la vuelta a la tortilla, pero no sólo en cuanto a resultado sino también en cuanto a estado anímico.

Las de Alcantarilla reaccionaron pero ahora su rival tenía muchos más recursos, incluido el triple, y el duelo en la parte final del periodo sería precioso y muy discutido, pero siempre con un juego coral de las visitantes que invitaba al optimismo. Al final 52-52.

El último y definitivo sería emocionante, con dos equipos ambiciosos y con una gran Conchi Satorre. Baste decir que todo se abrió con un triple de Sira Hisado y que el cuarto estaría plagado de alternancias en el marcador y mínimas ventajas de una sola canasta, pero las cacereñas llegaron más enteras al tramo decisivo (64-67 a falta de un minuto) y esta vez no se les escapó la victoria. A la conclusión 68-70 y euforia.