Un año de suspensión y 150 euros de multa es la sanción que el Comité de Competición de la Federación Extremeña de Fútbol ha impuesto a José Antonio Pineda Nieto, delegado del Club Deportivo Inicia, de Villanueva de la Serena, que el pasado sábado protagonizó un incidente en el partido de su equipo contra el Cacereño en Primera División Extremeña Cadete (grupo I).

La resolución castiga a Pineda por “conducta gravemente atentatoria al buen orden deportivo” al dar por buena versión que recoge el árbitro en el acta. En ella se asegura que, con el juego detenido, penetró en el terreno de juego aproximadamente 6-7 metros golpeando con su mano en el rostro del jugador número 19 del CP Cacereño, que no sufrió (daño) aparente”. A ello se añade que “un espectador situado en la grada saltó al terreno de juego corriendo velozmente hacia el delegado del CD Inicia. En este momento el delegado del CD Inicia se dirigió hacia la esquina de córner arrancando el banderín de esquina poniéndose con dicho banderín en posición de defensa moviéndolo de izquierda a derecha”. Tras este hecho no se produjo ninguna incidencia más y los directivos de ambos equipos y algunas personas del público separaron a los jugadores y los llevaron a sus respectivos vestuarios.

Te puede interesar:

Mientras, dos jugadores del Inicia también han sido sancionados por las acciones protagonizadas durante el choque. Jali El Mami Nadjen tendrá que cumplir nueve partidos de suspensión: uno tras ser expulsado por doble amonestación, cuatro por “agredir a otro jugador sin causarle lesión” y otros cuatro “por insultar u ofender grave, ostensible o reiteradamente a árbitro, jueces asistentes, dirigentes o autoridades deportivas”. Mientras que a Javier Nieto Sánchez le han caído otros cuatro por agredir a un rival.

Además, el Cacereño deberá pagar 60 euros de multa por “el incumplimiento de la obligación de impedir la permanencia en el terreno de juego y el acceso a los vestuarios a otras personas distintas a las que están autorizadas”.