El año 2022 va a suponer un antes y un después para la lucha libre olímpica en Extremadura. Este mismo mes la Federación Extremeña de Lucha y Deportes Asociados ha comenzado un programa de iniciación a esta disciplina enfocado prioritariamente a los niños, niñas y jóvenes federados y no federados en edad escolar, lo que ha supuesto ya pasar de cero a medio centenar de licencias en esta disciplina, así como la incorporación de seis técnicos.

Todo ello supondrá, argumenta, “el desembarco en la región de una modalidad que ya se estaba echando en falta y la participación de un primer equipo de lucha libre en los campeonatos que organiza la federación española”, explica la propia territorial.

El programa se ha iniciado gracias a la estrecha colaboración de la Federación Madrileña, a través de su presidente, Ángel Luis Giménez, su vicepresidenta y seleccionadora nacional Aurora Fajardo y la técnica y campeona del mundo en esta disciplina Sandra Roa.

Roberto Rubio, presidente de la extremeña, aprovechó para agradecer la colaboración de estas personas, así como la implicación de todos los estamentos de la federación en intentar asentar la lucha libre en la región a partir del curso que viene. La propia federación, en plena expansión, cuenta con 11 clubes federados y 400 inscritos.