52-Al-Qázeres Extremadura: Patri Vicente (10), María Galiana (4), Conchi Satorre (5), Alexandra Mollenhauer (14), Sara Zaragoza (6) --cinoo inicial-- Lucía Encinas, Sara Vujocic (19), Sira Hisado (3), Clara Núñez, Yaiza Lázaro. 

63-Barcelona: Julia Rueda (5), Kristina Rakovic (13), Itiziar Llobet (5), Abigail Wolf (4), Aleandra Quirante (17) --cinco inicial-- Nuria Martínez (4), Judit Valero, Deva Bermejo (6), Laia Anducas (2), Claudia Clavelo (1).

Árbitros: Alejandro López y Manuel Andrés Seijo.

Marcador por cuartos: 13-21, 27-38 (descanso), 36-48 y 52-63 (final).

Incidencias: Encuentro de la vigesimocuarta jornada de la Liga Femenina Challenge disputado en el Multiusos Ciudad de Cáceres.

Esta vez no hubo apenas emoción. En esta ocasión no se sucedieron las prórrogas y el espectáculo y la incertidumbre del partido de la primera vuelta. Esta vez el líder ejerció de líder y no quiso que hubiera dudas, aunque no tuviera a Ainhoa López para que protagonizara un desafío anotador con la local Conchi Satorre. El Barcelona ganó en el Multiusos al Al-Qázeres (52-63), estableciendo el desequilibrio lógico entre ambos en cuanto a talento, fortaleza y amplitud entre ambas plantillas. Todo normal en esta ocasión, con un equipo, el extremeño, que siempre dio la cara ante un oponente mejor.

Tras un inicio en el que las de Jesús Sánchez mantuvieron a raya a las catalanas, una buena racha visitante aumentó las distancias hasta el 11-19, con desconcierto ofensivo de las locales.El técnico extremeño se vio obligado a pedir tiempo muerto con esos guarismos (min. 7). Por entonces la sequía anotora del Al-Qázeres fue más que evidente, con contínuos fallos en la circulación del balón. El Barça, mucho más vivo, no necesitaba estar al 100 por 100 para poner distancias, que subieron hasta los 10 puntos.

Se acercaron las locales con un parcial de 7-0 y producción colectiva con buenos minutos de gran Sira Hisado (20-21, min. 13). Un espejismo, porque las catalanas volvieron a dar otro arreón (20-27). Al descanso, 27-38.

En el segundo tiempo, el cuadro extremeño lo intentó de todas formas, pero el Barcelona apretó el acelerador cuando le hizo falta. El resultado no podía ser otro que el triunfo de las catalanas, que tiraron de su superioridad técnica y su condición de líder para vencer con cierta solvencia y reafirmarse en lo más alto de la tabla. Como noticia positiva estuvo el debut de la canterana Lucía Encinas.

El Al-Qázeres, que ya contaba a priori con este tropiezo, volverá a jugar este lunes el partido aplazado en su día ante el Azkoitia (20.00 horas, Multiusos) en un partido en el que las cacereñas pueden hacer un favor muy grande al Miralvalle en sus aspiraciones de permanencia en esta Liga Femenina Challenge, ya que son rivales directas. Las vascas estuvieron a punto de dar la sorpresa ante el Zamora de Jacinto Carbajal, ante el que perdieron por un ajustadísimo 73-74.