Cuatro finales en cuatro torneos. Paula Josemaría y Ariana Sánchez pelearán por el título en el Alicante Open tras superar este sábado en semifinales en dos sets (6-2 y 6-3) a Marta Marrero y Lucía Sainz, dos exnúmero uno que poco pudieron hacer ante la consistencia del juego de la extremeña y la catalana.

Las rivales de Paula y Ari serán Gemma Triay y Alejandra Salazar, ante las que ya se midieron en las tres finales anteriores, y que superaron en la otra semifinal a Bárbara Las Heras y Vero Virseda (6-4, 6-2 tras hora y media de juego).

Como ya sucedió en Miami, Reus y Vigo, Josemaría y Sánchez se han plantado en la final de Alicante sin ceder ni un solo set. Solo han perdido once juegos en tres partidos. “Venimos haciendo muy buen juego más allá de ganar o perder. Siempre intentamos hacerlo lo mejor que podemos. Cuatro torneos y cuatro finales es dificilísimo. Eso dice mucho del nivel al que estamos ahora”, decía la moralejana tras la victoria en semis.

Paula y Ari están en un gran momento. Su consistencia, perseverancia, visión de juego y estado de forma anulan una y otra vez las armas de sus rivales, obligadas a arriesgar para sumar cada punto. La dupla número 2 no da un mal golpe, no da una bola por perdida. Ante Marrero (excompañera de la extremeña) y Sainz 14 errores no forzados. Casi el doble (27) de golpes ganadores.

Empezó loco el partido. Tres break seguidos hasta que a Ari le llegó el turno de sacar. Amarró su servicio (3-1) y ahí empezaron a ganar la semifinal. Una nueva ruptura (4-1) y Josemaría apuntándose su saque (5-1) dejaban lista para sentencia la primera manga, que Marrero y Sainz alargaron tras levantar tres bolas de set (6-2).

 Ariana Sánchez, que soportaba la mayor parte del juego de su parte de la pista, lo devolvía todo. Y cuando Josemaría participaba era para sumar el punto.

 El desarrollo del segundo set fue similar, aunque sin breaks de partida. El primero llegó en el tercer juego y a favor de las número 2 (1-2), que ya no aflojaron y poco a poco fueron ganando a sus rivales, que con 2-5 abajo parecieron reaccionar. Sin nada que perder, imprimieron velocidad a sus bolas, arriesgaron más y de entrada les salió bien. Break y 3-5. Pero era un espejismo. Paula Josemaría y Ari Sánchez ya no dejaron escapar el siguiente juego, el que les dio el billete para la final de este domingo, en el que buscarán su segundo título del 2022 tras el conseguido en Vigo.