Kiosco

El Periódico Extremadura

Fútbol Rodri Sánchez Jugador extremeño del Betis

«El Betis fue un flechazo porque me dio siempre estabilidad emocional y deportiva»

Rodri Sánchez, jugador extremeño del Betis. Real Betis

Normalmente, los jugadores de elite tienen siempre prisa para atender entrevistas. Y más si vienen de medios que siguen menos de cerca su competición. Rodri Sánchez (Talayuela, 2000) es distinto. Se apunta la llamada y ‘mensajea’ para determinar la mejor hora para ambos. Es ordenado, tranquilo y maduro. Tuvo bien claro desde pequeño que quería y podía ser futbolista. Es perseverante. Como su familia. Y el trabajo y la constancia ha ido dando sus frutos. El de Talayuela, que acaba de cumplir 22 años, vive la temporada de su consagración en Primera. Lo hace en el Betis, el equipo que le dio la estabilidad después de pasar por las canteras de Real Madrid, Atlético, Barcelona, Espanyol o Deportivo de la Coruña. Pellegrini sabe que tiene un tesoro en el extremeño y el club lo ha renovado hasta 2026, convirtiéndolo en un profesional en todos los aspectos. Rodri ha sido y es pieza clave en este Betis que sueña con la Champions y, sobre todo, con la final de la Copa del Rey del próximo 23 de abril.

Menudo año, de momento.

Feliz, sin duda. Me encuentro muy bien, con confianza y protagonismo. Contento porque las victorias en colectivo refuerzan siempre lo individual.

La gente en Sevilla sólo habla ya de la final de Copa

Bueno, de momento las charlas del míster son para concienciarnos en la liga, que es el principal objetivo. Está claro que lo del 23 de abril es otro gran objetivo porque el Betis lleva mucho tiempo sin estar en una final de Copa, pero lo importante en el día a día siempre ha sido la liga.

El 2022, pase lo que pase, será difícil de olvidar para Rodri.

Pellegrini siempre me dio la confianza desde el año pasado. Y este año, la llamada del seleccionador Luis de la Fuente para la sub-21 también ha sido muy importante para mí. Tengo suerte de haber tenido mucha confianza en ambos equipos. Es verdad que en el Betis, antes de la lesión, jugaba muchísimo y ahora está siendo más difícil, pero hay compañeros que lo hacen muy bien.

¿Qué piensa cuándo ve que su cláusula de rescisión es de 40 millones? 

Pues te aseguro que no se me suben los pájaros a la cabeza. Me estoy acordando de la cifra porque me la estás diciendo, pero no le doy importancia. Para mí esto es como jugar en infantiles. Quiero disfrutar porque si piensas en lo otro se te suben los pajaritos a la cabeza y no es bueno.

«No se me suben los pájaros a la cabeza porque mi cláusula sea ahora de 40 millones»

decoration

Ha pasado por las mejores canteras, pero le ha conquistado el Real Betis. 

Lo del Betis fue un flechazo porque me ha dado esa estabilidad emocional y deportiva para jugar partidos y también me ha dado mi lugar en cada una de las renovaciones. Cuando te sientes querido se nota y te sientes mejor. Llevo seis años y me proporciona mucha estabilidad. 

Cuéntenos, ¿cómo es entrenar con Joaquín y qué aprende uno?

(risas)... Es un tipo humilde y campechano. Podría ser el rey del mambo, pero es un tío cercano. Y luego tiene un talento y una elegancia jugando impresionante. Con Joaquín, todo lo que aprendes es bueno. 

Jugar la Champions tiene que ser...

Una pasada. De momento, ese es nuestro objetivo, pero somos conscientes de la competencia que hay con los rivales. Lo tenemos cerca y siete finales por delante. Hay que apretar.

No hace mucho marcó sus dos primeros goles con la Selección sub-21.

Uno de esos partidos que no se olvidan. Fue con mi familia cerca, con goles. Está grabado. 

¿Y la absoluta?

Pues uno trabaja cada día para llegar a esa Selección. Está claro que eso no es nada fácil, pero es el sueño, está claro.

Real Madrid, Barça, Atlético... ¿qué aprendió de esas experiencias?

En esas canteras se aprende mucho la educación deportiva que te inculcan los tutores. También el hecho de compartir fútbol con gente muy buena. De cada uno te llevas algo.

«No sé si el Barça se arrepentirá, pero ojalá que sí, ya que eso significa que me va muy bien»

decoration

Decían que en el Barça era una pieza de futuro, pero le dejaron escapar. ¿Se arrepentirán?

 Pues eso nunca se sabe. Ojalá que sí. Eso significa que me va muy bien (risas). 

¿Le da tiempo a mirar algo del fútbol extremeño?

 De vez en cuando miro cómo le va al Talayuela o al Moralo. También algo de Segunda RFEF. Lo que puedo.

¿Sube mucho a Talayuela?

 SÍ, claro. A ver familia y amigos. Allí es todo como siempre. Nada ha cambiado.

Terminamos. ¿Qué hace Rodri Sánchez cuando se aparta del fútbol en Sevilla?

 Pues soy un tipo que me encanta mucho salir a pasear, ya sea con mi novia, los perros o los amigos. Me gusta mucho moverme en Sevilla o dar una vuelta con el coche por la ciudad. Tengo esa sensación de que hay que saber ocupar también el tiempo en otras cosas para no estar siempre dándole vueltas a lo mismo. Es importante para ti y para los que te rodean.

Compartir el artículo

stats