No habrá continuidad en el Arroyo. Ni el entrenador, Miguel Ángel Ávila, ni el director deportivo, Eladio Jiménez, seguirán la próxima temporada, según han anunciado ambos este martes públicamente y en días pasados a la directiva que preside Emilio Pajares.

El técnico ha completado cuatro exitosas temporadas, especialmente la última, en la que se ha clasificado para la fase de ascenso aun teniendo una plantilla modesta. Agradecido, Ávila se ha referido a "mi casa" en el adiós, "y más cuando el trato ha sido espectacular en todos los aspectos", agregando que "ha sido un orgullo defender este escudo durante tanto tiempo". Del mismo modo, asegura que es una "decisión meditada en la cual considero que mi ciclo en el club ha terminado y espero que todos los aficionados lo entendáis". También afirma "haber dado siempre el 200 por cien para cumplir los objetivos y con la satisfacción de haber vivido momentos inolvidables".

También da las gracias a los jugadores, su cuerpo técnico, citando a todos ("Fran Gómez, Rubén Acedo, Roberto, Julio, Antonio Frutos, Juanpe"), a la directiva, "especialmente al presidente" y a la afición. Mención especial "para la persona más importante en mi estancia en Arroyo, millones de gracias", resalta", para su amigo Eladio Jiménez "por estar siempre a mi lado, sobre todo en los malos momentos que ha habido y que hemos superado con sacrificio y humildad".

El propio Jiménez, que ha encadenado cinco campañas en el club de Tercera, también ha reflejado su "dolorosa decisión" de marcharse de la entidad con palabras cariñosas hacia todo el Arroyo y su entorno, además de al propio Ávila.