Kiosco

El Periódico Extremadura

Tribuna

Un momento

Jordi Freixanet celebra su canasta con los aficionados. S. CALDERA

«Cómo pasa el tiempo», me decía el pasado sábado en plena calle Carlos Sánchez Polo, alcalde de Cáceres en 1992, en relación a la efemérides de aquel milagroso ascenso a la ACB. Este lunes, algo similar me comentaba, no menos informalmente, José María Bermejo, presidente de aquella entidad que hizo historia para el deporte extremeño. Hace unos días Jesús Luis Blanco y Ñete Bohigas, con Martín Fariñas, constructores de aquella plantilla de retales, no hablaban un lenguaje distinto. Unanimidad.

Se agolpan los recuerdos de aquella gesta de primera magnitud en este 10 de mayo, festividad de ‘San Jordi Freixanet’. Nadie como Paco Mangut cantará algo similar a aquella canasta del alero catalán. Paco, que no pasa por un buen momento, hará una pirueta al destino y puede que en su mundo interior sea feliz en este día tan señalado, 30 años después. Paco, venga, que nos vamos «a la liga de ACB», como exclamaste, emocionado, en aquel infierno de la Ciudad Deportiva donde se tocó el cielo.

A más de uno nos cambió la vida aquella victoria ante el Prohaci Mallorca. Nos recreamos después degustando una época dorada durante 11 años en la élite. Tuvimos suerte de disfrutar viajes a Israel, a Grecia, a Suecia, a Rusia o a Italia a la Copa Korac y también a León o Málaga a firmar excelentes fases finales de Copa del Rey.

Qué pesados somos rememorando todo aquello, pero qué bien nos hace sentir que fue real, pese a que Cáceres, tan olvidadizo, no haya dedicado recuerdo alguno a aquellos héroes. Que no fue un sueño, que no. Dice Blanco que se tiene que pellizcar cada vez que se acuerda de aquel momento porque duda de la realidad del momento. Y puede que tenga razón.

30 años. 30. Y parece que fue ayer. ¿O no?

*Periodista

Compartir el artículo

stats