Suscríbete

El Periódico Extremadura

Baloncesto. LEB Oro

El Cáceres da la cara, pero cae

El Lleida se lleva el primer duelo ante los extremeños, que aguantaron con solvencia y buen baloncesto 35 minutos

Michael Carrera intenta superar a Romaric Belemene. Pol Puertas

87-Força Lleida: Badji (10), Schreiner (7), González (5), Marcos (14), Carrera (15). También jugaron: Hughes (14), Cuéllar (-), Lafuente (-), Cleare (12), Kavas (10).

79-Cáceres Patrimonio de la Humanidad: Jorge Sanz (7), Devin Schmidt (11), Dukan (7), Romaric Belemene (6), Benoit Mbala (12) --Mateo Diaz (9), Manu Rodríguez (6), Jaume Lobo (12), Julen Olaizola (4) y Carlos Toledo (5).

Marcador por cuartos: 19-19, 48-48, 61-61 y 87-79 (final).

Árbitros: Ángel de Lucas, Mikel Cañigueral y José Javier Marquet. Eliminados:Mbala (min. 38) y Olaizola (min. 39)y Schmidt (min. 40).

Incidencias: Primer partido de los cuartos de final de los ‘playoff’ de ascenso a la Liga Endesa disputado en el pabellón Barris Noord.

El Cáceres dio la cara, pero no pudo conseguir el triunfo. En un duelo parejo, el Lleida sumó el primer triunfo de la eliminatoria (87-79) en un encuentro en el que los de Roberto Blanco optaron al éxito hasta el final. Fue una tremenda montaña rusa en un partido de orgullo, alternativas y buen basket por momentos, jugando ambos a mil de intensidad. 

 Tras el triple inicial de Belemene, Michael Carrera, su par y estrella local, se encargó de marcar las diferencias. Parecía que aquello iba para monólogo. A los 4 minutos, solo había anotado el venezolano por los catalanes (7-5). Cuando funcionaron todos en el Lleida se alargaba la diferencia (14-7), pero la sensación era de igualdad. El Cáceres empató el partido en el minuto 9 con un triple de Manu Rodríguez e incluso se puso por delante antes del término del primer cuarto, que acabó igualado.

Salió desordenado el equipo extremeño en el segundo cuarto, lo que hizo que el partido tomase rumbo catalán con el 27-22 (min. 13) que hizo pedir tiempo muerto a Roberto Blanco. Imponía su físico el cuadro ilerdense en la zona con el tremendo atleticismo de Hugues y Carrera y la potencia física de Clair.

Schmidt sostenía al Cáceres con jugadas individuales inverosímiles de superclase mientras el Lleida, empujado desde la grada, ponía mayor intensidad defensiva y el resultado con tendencia a su favor (36-28), min. 16). El partido derivó en contínuas faltas y el Lleida, guiado también por su tiro exterior, se fue a nueve puntos tras triple del base austriaco Thomas Schreiner (39-30, m. 16). Un sensacional Jaume Lobo puso a tres al Cáceres (44-43, min. 18) y tiempo muerto de Gerard Encuentra. 

Equilibrio total

Un triplazo de un Mateo Díaz literalmente cojo puso al Cáceres al frente (44-46). Al final, igualdad absoluta a la hora de marcharse a los vestuarios. Todo estaba por decidirse.

En el tercer cuarto, como es demasiado habitual esta temporada, el Cáceres tardó en anotar, pero Mbala provocó la tercera personal de Carrera. El partido seguía muy equilibrado (52-52, min. 24) y todo estaba por decidirse. La emoción iba in crescendo, aunque el baloncesto bajaba en términos de calidad. 

Dukan, hasta entonces casi inédito, puso el 54-55 con un triple. Competían los extremeños con un tesón fuera de toda duda en un duelo muy físico. Metían entonces los de Roberto Blanco el miedo en el cuerpo a los locales, especialmente por su extraordinaria ejecución de defensas alternativas.

Desperdició el Cáceres la oportunidad de irse en varios ataques consecutivos erráticos y el Lleida lo aprovechó para meterse de lleno de nuevo en el encuentro, ayudado por las imprecisiones.

El encuentro se mantuvo en el alambre hasta el final de este tercer cuarto con un muy buen desempeño de Olaizola. El vasco, también lesionado, dio otra muestra de profesionalidad de manual. De nuevo otro empate al final de estos terceros 10 minutos (61-61).

Juani Marcos lideraba al Lleida en el último cuarto. El Cáceres tenía que parar. «Vamos a meternos en el partido», les gritaba Blanco a sus jugadores en el tiempo muerto, tras técnica a Carlos Toledo. Volvió Carrera, se fue Olaizola y el partido parecía decantarse del lado local (72-65, min. 34). Las personales echaban Olaizola y Mbala. Demasiado lastre. Un triple liberado no convertido por Lobo y el posterior e inverosímil sí logrado por Schreiner pusieron 5 arriba a Lleida (78-73, min. 36). Falló los lanzamientos exteriores el Cáceres y el encuentro murió con los locales alargando la ventaja. El domingo en el mismo escenario, (20.30), nuevo episodio.

En el otro partido disputado este viernes de los cuartos de final, Estudiantes ganó por 64-60 a Valladolid. El día anterior, Girona 74-Leyma Coruña 66 y Palencia 76-Oviedo 71.

Compartir el artículo

stats