Kiosco

El Periódico Extremadura

FÚTBOL. LIGA RETO IBERDROLA

María Corbacho, la evolución incesante

La central del Cacereño Femenino es elegida en el mejor once joven de la Liga Reto Iberdrola, acelera su progresión tras firmar una excelente temporada

María Corbacho. CACEREÑO FEMENINO

A María Corbacho Carrero (Cáceres, 5 de agosto de 2002) pocos le hubieran pronosticado una temporada como la que está protagonizando. La canterana del Cacereño Femenino, que del filial ha pasado a indiscutible en el primer equipo, acaba de ser incluida en el mejor equipo joven de la liga, siendo la central más apoyada en la votación promovida por la Liga Reto Iberdrola en su perfil de Instagram. La polivalente cacereña Elsa Guerra y la delantera nigeriana Edna también ha entrado en ese once. Lógico teniendo en cuenta que el cuadro extremeño ha sido segundo en la liga en Segunda RFEF, lo que le ha valido para asegurar su plaza en una nueva categoría, la Primera RFEF, la próxima campaña.

«La temporada ha sido muy buena, pero siempre mejorable. Nunca le pondría un 10 a nada porque siempre hay un margen de mejora», comenta con su habitual desparpajo la jugadora tras un partido con el Playa Cáceres en la liga de fútbol playa que se disputa en Córdoba. «Al principio estaba en el primer equipo, pero no estaba a mi mejor nivel y me tuve que ganar minutos en el de nacional, coger esa confianza y gracias a Ernesto Sánchez (el entrenador) la puede coger y volver al primer equipo. Ese gen competitivo y esa lucha de la categoría te ayuda a mejorar», agrega.

Sorpresa

«En cada entrenamiento nos hacemos mejores porque todas damos nuestra mejor versión», analiza la joven futbolista. «A partir de enero mejoré ciertas cosas y poco a poco fui consolidándome en el primer equipo haciendo lo que se me pidió. Me vi capaz de poder estar en el once titular y así ha sido», dice. «Todas queremos estar siempre. Hasta cuando no nos jugábamos nada, al final, quería estar», confiesa.

«El fútbol me ha gustado siempre mucho, aunque nunca he pensado que iba a estar donde estoy ahora», llegó a decir en una entrevista publicada por este diario en febrero. Entonces, María Corbacho acababa de anotar su primer gol con el primer equipo y ya se había consolidado en la formación inicial de las de Ernesto Sánchez. Pasados seis meses, es evidente que ha rizado el rizo de las expectativas que se habían planteado para ella.

Humilde, ha agradecido el reconocimiento a quienes han votado por ella. Y es que María Corbacho, que sueña jugar en su día en la élite del fútbol nacional con su equipo, apunta que una buena parte de su éxito llega por la ayuda que siempre le han prestado los suyos, especialmente sus padres y su hermana gemela, Gemma.

Ernesto Sánchez la probó en diferentes posiciones hasta dar con la definitiva, en la que se ha mostrado una defensa solvente. Aun así, aún le queda por aprender, en su opinión. «Como central me recuerda a Puyol. Cuando comenzó, mucho pundonor, muy dura, pero con fallos en salida de balón y abusando a veces por esa buena condición física de salir conduciendo a situaciones poco favorables. Si me sigue haciendo caso, mejorará mucho y podremos tener una central de garantías, que cometa menos errores por sí misma», ha apuntado el técnico.

Compartir el artículo

stats