Kiosco

El Periódico Extremadura

Fútbol. Segunda RFEF

Los extremeños de Segunda RFEF, con madrileños y manchegos, mirarán más hacia arriba

La Gimnástica Segoviana, El Paso canario y el Melilla también serán rivales en el grupo V

Partido Cacereño-Coria en el Príncipe Felipe. Este año puede haber siete extremeños en Segunda RFEF. JOSE PEDRO JIMENEZ

A media tarde de este lunes se ha conocido oficialmente la configuración definitiva de los cinco grupos que cuadran a los 90 equipos que la próxima campaña disputarán la Segunda RFEF. En realidad no ha habido sorpresas. Los siete equipos extremeños que en un principio tienen plaza confirmada (a falta de saber qué ocurre finalmente con la del Extremadura UD) quedaron encuadrados en el grupo V con equipos de Madrid, Castilla-La Mancha, la Gimnástica Segoviana, Melilla y Canarias. Salvo estos dos últimos, con barco y avión de por medio, habría que tirar carretera y manta hacia el norte para verlos jugando como visitantes. 

Extremadura es de las comunidades más representativas este año en la categoría con siete plazas: Cacereño, Villanovense, Don Benito, Coria, Diocesano, Montijo y Extremadura. De hecho, sólo Andalucía con 14 equipos le supera, mientras que Cataluña le iguala con siete conjuntos.

Los rivales de los equipos extremeños en una competición se iniciará el primer fin de semana de septiembre y que recuperará el formato de eliminatorias de ida y vuelta para el ascenso serán Navalcarnero, Atlético de Madrid B, Alcorcón B, Leganés B y Unión Adarve (Madrid), la Gimnástica Segoviana (único equipo que se separaría de los seis equipos de Castilla y León), Guadalajara, Socuéllamos y Talavera (Castilla-La Mancha), el Melilla y el Atlético Paso, que es el único representante de Canarias. 

El grupo, a nivel global, gusta y en principio se ha valorado que favorece ligeramente más a los equipos de la provincia de Cáceres que a los de Badajoz, ya que están todos ellos más cerca de la comunidad de Madrid y de Segovia. A los pacenses les gustaba más la opción de ir encuadrados con los andaluces, pero parece muy claro que Andalucía no quiere partir a sus equipos este año y los 14 que suman se unirían a los cuatro que tiene la región de Murcia para hacer otro grupo.

Asturias, Cantabria, Galicia y los de Castilla y León (a excepción de la Gimnástica Segoviana), irían en principio en otro grupo. 

Los representantes de los equipos también se han reunido de forma telemática para ir decidiendo propuestas.

Caso Extremadura

Una de las papeletas gordas que tiene encima de la mesa la Federación Española de Fútbol es tener que decidir qué hacer con la plaza del Extremadura UD. De momento, el club azulgrana tiene su plaza asignada y es la propia Federación la que tiene que postularse sobre si aceptaría o no una posible compra de la unidad productiva del Extremadura UD, que pese a tener plaza, no puede competir al estar en liquidación. Se sabe que la Federación Española no quiere que nadie compre la unidad productiva. Está muy reciente el caso del Córdoba que levantó muchas ampollas y obligó al ente federativo a realizar modificaciones en su reglamento. No obstante, el Consejo Superior de Deportes no validó en su momento todos esos cambios y, si la unidad productiva fuera vendida a un club, la Federación no tendría más remedio que dejarle competir.

En el caso de la unidad productiva del Extremadura UD, se da la circunstancia que el único club que pudiera en un principio optar a la compra de esa unidad productiva sería el CD Extremadura 1924, ya que la propuesta de venta del administrador concursal fija que sólo puede ser comprada esta unidad productiva por un club de nueva creación o sociedad anónima deportiva con sede social en Almendralejo. Blanco y en botella. Sin embargo, Daniel Tafur, inversor que está detrás del proyecto del CD Extremadura 1924, para nada quiere tener malas relaciones con la RFEF y podría haber descartado ya la compra de la unidad productiva. 

En este caso, la RFEF tiene que decidir qué hacer con la plaza. Puede ofrecerla a la territorial extremeña a un precio. Tendrían preferencia los equipos que por derecho deportivo tuvieron más opciones: como Moralo, Llerenense, Jerez y Arroyo. Y, seguidamente, el resto. Si nadie de la territorial no quisiera comprarla, la plaza se ofrecería a otros clubes o, incluso, la RFEF podría dejar uno de los grupos con sólo 17 equipos en competición.

Compartir el artículo

stats