Kiosco

El Periódico Extremadura

Golf

Raúl Jerez, hora de soñar

El golfista cacereño, campeón de Extremadura sub-18, estudiará y competirá en EEUU tras conseguir una beca en la Universidad de Harding

Ejecutando un golpe de golf. Cedida

En apariencia tímido, Raúl Jerez Martín (Cáceres, 2 de mayo de 2004) su descaro le ha dado no pocos réditos y apunta a deportista importante. Estos días ultima los preparativos para emprender el viaje de su gran aventura, su sueño: jugar al golf y estudiar en Estados Unidos, oportunidad que se ha ganado por su trayectoria. Su espectacular progresión desde que, hace apenas «4 o 5 años», haya empezado a jugar a este deporte, le ha llevado a conseguir una beca en la Harding University, en la ciudad de Searcy, en el estado de Arkansas, donde representará a esta universidad en la NCCA, paso previo a, quién sabe, ser algún día un profesional.

«Sabemos que el 99 por ciento no lo consigue, pero quién sabe. Él tiene toda la ilusión», asegura su padre, del mismo nombre, exjugador de rugby en el CAR Cáceres. Ellos, su familia, con la madre, Itziar Martín; sus hermanos, Marta y Pablo, y su tío, el exjugador de fútbol Chico, han sido su apoyo hasta llegar a ser campeón de Extremadura sub-18 y destacar sobremanera con su preparación en el Norba Club, allí donde se han formado profesionales como Javier Colomo o Jorge Campillo, este último una referencia, pues triunfó a lo grande en la universidad estadounidense de Indiana con los Hoosiers, donde fue un ídolo. 

Especialmente agradecido está, también, evidentemente, a sus entrenadores, Miguel Colomo y Carlos Luna.

Como futbolista en el Diocesano.

Como futbolista en el Diocesano. Cedida

Raúl está feliz también porque va a estudiar Marketing después de toda una vida como alumno del San Antonio, centro en el que se ha desarrollado académicamente con éxito, aunque asuma no ser especialmente brillante. Practicó tenis en el Cabezarrubia (fue también campeón de Extremadura alevín y fue tres veces al campeonato de España) y fútbol, en el Diocesano. «Se me daba bien, pero vi que apareció el golf y vi que tenía más posibilidades de llegar donde quiero llegar». Su padre asiente y añade: «él tenía claro desde pequeño que se quería ir a Estados Unidos a estudiar, al menos». Acaba de terminar con éxito Segundo de Bachillerato y la EBAU. «Le cuesta y este año ha entrenado menos por esto, pero lo ha conseguido».

Tenis y fútbol

«Mi padre jugaba al golf. Yo alguna vez le daba algún golpe, pero nada más. En Madrid, jugando con mis primos, me vio un profesor y a partir de ahí…», cuenta el joven protagonista. «Cuando empecé, todavía estaba con el tenis y el fútbol», agrega, para que el progenitor recuerde que llegó a compatibilizar los tres deportes. «Le dimos a elegir porque no podía estar así teniendo que estudiar, sobre todo. Es habilidoso para el deporte, sí».

Como tenista en el Cabezarrubia.

Como tenista en el Cabezarrubia. Cedida

En el golf ha ganado «varios torneos» con el Norba. El año pasado fue número 1 del ranking juvenil extremeño. «Jugué tres campeonatos de España sub-18», afirma. Ahora estará en el absoluto con la selección regional, además de haber sido cuarto en un torneo cántabro «valedero para el ranking mundial».

La idea es ir dando pasos hacia adelante con su universidad, Estará el 16 de agosto en Searcy. «Intentaré mejorar todo lo que pueda», cuenta el deportista cacereño, que dice con su progenitor que «es la mejor opción que barajaba». De momento, va a tener una gran oportunidad.

Compartir el artículo

stats