Kiosco

El Periódico Extremadura

Halterofilia

El futuro pasa por las Olimpiadas de París

Pepa Giménez-Güervós recibirá en septiembre el premio de la orden deportiva Hernando de Soto

Pepa Giménez-Güervós, durante una competición.

Pepa Giménez-Güervós recogerá en septiembre el premio de la orden deportiva Hernando de Soto, un reconocimiento a todos sus éxitos y esfuerzo. La haltera cacereña fue tercera en el reciente Campeonato de Europa disputado en la ciudad albanesa de Tirana en junio. En su categoría, la de menos de 49 kilos, solo hubo dos competidoras que superaron los 163 kilos que ella levantó: la italiana Imperio y la ucraniana Lomachynska. Antes, en diciembre, había sido novena en el primer Mundial en el que participó. 

«Me quedé en shock cuando conocí la noticia y rápidamente me puse en contacto con la entidad para agradecerles por el premio», reconoce. Compite para el Club Huelva 2013, de la Federación Andaluza porque en Extremadura de momento no existe territorial. «Sería genial que este deporte, que es minoritario, pudiera crecer en nuestra región».

La halterofilia ocupa el cien por cien de su día a día desde 2021. Antes, se graduó en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte. En el 2018 abrió su propio box de crossfit en Cáceres y se convirtió en entrenadora personal. Ahí fue donde comenzó a practicar el deporte en el que actualmente compite de manera profesional.

Es su propio rival

«No tengo ningún referente en la halterofilia, solo quiero competir conmigo misma y mejorar mis marcas anteriores». La extremeña ya ha obtenido varios resultados importantes desde que es profesional, como el ya mencionado tercer puesto en el Campeonato de Europa, o la primera posición en los dos últimos Campeonatos de España, los de 2021 y 2022. Por esto se encuentra muy «motivada e ilusionada» de cara al futuro. «Quiero conocer cuál es mi techo, por eso entreno día a día. No me quiero poner límite alguno».

Este deporte, además, se convirtió en un producto muy atractivo para el espectador. «Mi madre suele verme a través de la televisión, pero una vez vino conmigo a un Campeonato de España y se emocionó mucho, estaba muy entretenida, aunque no tiene mucho conocimiento de cómo funciona la halterofilia».

Si le preguntas por el futuro, lo tiene claro: «Espero seguir trabajando y haciendo lo que más me gusta, que es la halterofilia y el crossfit». Giménez-Güervós quiere seguir ligada a este mundo durante muchos años y, si no compite, se dedicará a entrenar. 

En el horizonte, los Juegos Olímpicos de París 2024. «Es el sueño de todo atleta, verme con los mejores en el mejor escenario ya seria un premio». Mientras tanto, sigue preparándose para alcanzar su mejor nivel, con el que puede dar muchas alegrías al deporte extremeño.

De momento, la distinción de la orden deportiva Hernando de Soto será un extra de motivación más para la cacereña, que seguirá compitiendo con la mayor de las ilusiones para tratar de convertirse en una de las mejores halteras de su categoría del mundo y, por qué no, representar a España en los próximos Juegos Olímpícos de París.

Compartir el artículo

stats