Kiosco

El Periódico Extremadura

Fútbol. Segunda Federación

La plaza vacante el Extremadura UD se subasta por más de dos millones

Al final no imperará el criterio de territorialidad y la vacante se la llevará el mejor postor

Rubiales, en el centro, durante la asamblea general de la Federación Española de Fútbol. RFEF

La Federación Española de Fútbol por fin ha publicado las condiciones en la que se subastará la plaza vacante que deja el Extremadura UD en el grupo V de Segunda Federación, plaza por la que ha preguntado y está interesado el nuevo CD Extremadura del empresario Daniel Tafur. 

La vacante sale a subasta por 2.048.599,8 euros, una cantidad que corresponde a la deuda fijada por la comisión Mixta AFE-RFEF por las cantidades que no se pagaron a jugadores del Extremadura y a técnicos y que fueron denunciadas. 

Los clubs aspirantes a la plaza tendrán de plazo hasta las 23:59 horas del miércoles 9 de agosto para depositar el dinero en una cuenta bancaria habilitada por la RFEF. No se conceden pagos a plazos. El dinero debe estar transferido al completo. El Águilas murciano y el Levante Atlético también han mostrado interés por hacerse con la plaza. 

Finalmente, no impera el criterio de territorialidad, por lo que el que ponga el dinero será el que se lleve la plaza. De hecho, si hubiera dos clubs que igualaran esa cantidad, sería el que tuviera un mejor derecho deportivo adquirido de la temporada anterior el que se la llevaría. Ahí perdería sus opciones el CD Extremadura.

En caso de que ningún club pudiera llegar a esa cantidad, la RFEF volvería a subastar la plaza por la mitad del dinero y daría otro plazo de tres días para poner esa cantidad superior al millón de euros. Si tampoco nadie llega a esa cantidad, se repite el procedimiento con otra rebaja al 50% más, es decir, a medio millón de euros. Y todavía habría un cuarto procedimiento similar en el caso de que no saliera ningún aspirante por esa cantidad. 

Los próximos días serán claves para saber quién se queda con la plaza, pero lo que queda claro es que el que la quiere tendrá que rascarse el bolsillo.

Compartir el artículo

stats