El Cacereño Femenino no tuvo opciones en su primer encuentro de pretemporada, frente al Madrid CFF. Las esperanzas de que sacase un resultado mejor del que obtuvo, 5-1, no podían ser demasiadas: el partido era fuera de casa, ante un rival de superior categoría (la Primera Iberdrola) y las jugadoras apenas llevan cuatro entrenamientos, ya que iniciaron la preparación el pasado lunes. Así es que su entrenador, Ernesto Sánchez, dio opciones a la mayor parte de su plantilla e incluso a futbolistas del filial. Los goles fueron cayendo en su portería sin remisión, mientras que en ataque las escasas oportunidades que generaba no fueron convertidas. Al menos Edna pudo marcar el llamado ‘gol del honor’, a la espera de compromisos más asequibles.