Kiosco

El Periódico Extremadura

Fútbol. Segunda RFEF

El Cacereño, superado en Melilla

El equipo de Cobos, sin mordiente arriba, pierde su primer partido de la temporada

Este lanzamiento supuso el primer gol del Melilla. UD Melilla

2- Melilla: José Salcedo; Pepe Romero, Fran Serrano, Moi Rodríguez, Dani Martín, Fran Núñez (Migue García 58’), Alberto Martín, Álvaro Muñiz (David Suárez 84’), Sergio Pérez (Dani García 64’), José Antonio González (Ali 85’), José Enrique.

0- Cacereño: Iván Moreno; Aguado, José Martínez (Karim 63’), Molina (Traoré 84’), Samu Gomis, Clausí (Samu Manchón 46’), Ruymán, Iván Fernández (Garci 76’), Carmelo (Solano 63’), Bermu, David Grande.

Goles: 1-0 (33’): Pepe Romero. 2-0 (54’): Alberto Martín.

Árbitro: Navarro Quiñonero (murciano). Amarilla a Moi Rodríguez, Dani Martín; y a los cacereños José Martínez y Samu Manchón.

Incidencias: Álvarez Claro. Unos 700 espectadores.

Primer revés. Gris partido del Cacereño en su visita a Melilla donde cayó por un claro 2-0. Los de Julio Cobos encajaron el primer tanto a la media hora de partido cuando Pepe Romero aprovechó el despeje tras un córner para, desde la frontal del área y después de golpear en el poste, superar a Iván Moreno. Ya en la segunda parte, otro mazazo azulino con el gol de Alberto Martín que enganchó un balón suelto dentro del área cacereña para fusilar al portero visitante. Primera derrota del conjunto cacereño y pleno de victorias melillenses que se sitúan líderes en solitario del grupo tras la derrota también del Adarve.

Complicado partido el que iba a disputar el Cacereño en casa del Melilla. Tanto extremeños como melillenses cuentan sus partidos por victorias y tampoco han encajado ningún gol pero la mejor diferencia de goles permite a los de Julio Cobos ser los líderes de grupo. Para su visita a la ciudad autónoma norteafricana, el técnico pacense no podrá contar con el zaguero Capa lesionado. Enfrente un Melilla peligroso en el Álvarez Claro y con un proyecto para estar en la zona alta de la tabla.

El encuentro comenzó con el Cacereño colgando muchos balones hacia su línea de ataque lo que hizo que el Melilla tuviese que estar muy atento para evitar que David Grande o Bermu conectase con peligro dentro del área de José Salcedo. Con el viento a favor, el conjunto cacereño jugaba con rapidez, con Iván Fernández entre líneas. En el minuto 16, falta en la frontal a favor de los visitantes pero el disparo de Carmelo se marchaba por encima del larguero.

Comodidad

El Cacereño estaba cómodo con el balón mientras que el Melilla, bien situado, aguantaba las acometidas visitantes con organización. Los melillenses también tenían sus oportunidades ofensivas como la contra comandada por Álvaro Muñiz en el 22 y su apertura al lateral y posterior centro de Fran Nuñez era blocado con seguridad por alto por el guardameta Moreno.

Se mostraba muy activo por banda izquierda Sergio Pérez por parte local, lo que obligó al equipo cacereño a bascular hacia esa banda para intentar frenar sus internadas. A la media hora de partido, susto para el conjunto extremeño cuando una mala salida del meta visitante casi termina con el tanto azulino pero el disparo de José Antonio González no fue entre los tres palos. En la siguiente jugada, falta peligrosísima en la frontal del área extremeña y el disparo de Moi Rodríguez se estrellaba en la tupida barrera cacereña.

El primer tanto del encuentro llegaría en el minuto 33 cuando tras la salida de un córner, la defensa despejaba el cuero y José Antonio González se la dejaba de cara a Pepe Romero en la frontal, donde de potente disparo y tras golpear en el palo derecho superaba a Iván Moreno, que sólo pudo acompañar con la mirada ya que parecía que se marchaba fuera. 

La réplica visitante no tardaría en llegar con una conexión entre Aguado e Iván Fernández que se revolvía dentro del área pero su disparo raso se marchaba fuera a la derecha de José Salcedo. Con el marcador en contra, Julio Cobos mandó intensidad en la recta final de la primera parte para intentar llegar a vestuarios por lo menos empatados en el marcador. En el 42, Carmelo colgó el balón muy pasado al área local mientras que Sergio Pérez en la jugada posterior hizo intervenir a Iván Moreno por bajo en el primer palo.

Segunda mitad

Para la segunda parte, Julio Cobos movió ficha sentando a Clausí por Samu Manchón. Más mordiente ofensiva para un Cacereño que no se mostraba cómodo en el Álvarez Claro. El Melilla quería hacer daño en las indecisiones visitantes y en el 54, otra falta innecesaria del Cacereño botada al centro del área por José Antonio y el balón suelto lo enganchaba a la media vuelta Alberto Martín para fusilar al portero visitante.

Cobos no dudó en realizar cambios y dio entrada a Karim y Solano por José Martínez y Carmelo. Necesitaba nuevas opciones el entrenador si quería recortar distancias en el marcador. El equipo azulino tenía el partido donde ellos querían, ya que el Cacereño con prisas cometían errores de entendimiento que favorecían los intereses de los de Miguel Rivera.

Ahora el Cacereño prefería balones en largo para llegar rápido al área melillense pero era favorable a los zagueros locales que por alto no dejaban pasar ninguna ni a Solano ni a David Grande. La salida de Karim dio algo más de mordiente ofensiva al Cacereño pero sus conexiones terminaron con disparos erráticos de Samu Manchón. En el 73, buena jugada a la contra del Melilla con un disparo de Migue García desde la frontal del área que Iván Moreno blocó bien situado. El Cacereño adelantó líneas varios metros y los espacios a la espalda los intentaban aprovechar los melillenses para sentenciar.

Los visitantes tuvieron en el 81 una falta que sacó Garci al corazón del área y el central Fran Serrano, de potente cabezazo, despejaba el peligro cacereño. David Grande tuvo el primer gol del Cacereño en su cabeza pero algo forzado remató fuera en el 83. La entrada de Traoré dejó una línea de tres defensas por parte cacereña pero el Melilla no vio peligrar el resultado y cerró el encuentro con la derrota extremeña por 2-0.

Rubén Sánchez: "Parece que se han reído de nosotros" 

«Parece que se han reído de nosotros». Rubén Sánchez, despedido del Cacereño, que alegó motivos disciplinarios, junto a su compañero Javito, hacía esta valoración en Canal Extremadura TV sobre la polémica suscitada por la salida de los dos futbolistas del club verde. En opinión de Rubén, el CPC no se ha portado bien con ellos al instarles a jugar con el equipo filial en la Primera extremeña. Mientras, Javito ha firmado por el Brea, club aragonés de la Segunda Federación, con el que ha debutado este domingo.

Compartir el artículo

stats