Kiosco

El Periódico Extremadura

Baloncesto. Liga Femenina Challengue

Celia García-Nedzla Kovacevic, química exterior para el Al-Qázeres

Las aleros del equipo extremeño de Liga Femenina Challenge, convencidas de firmar un buen año

Celia García y Nedzla Kovacevic, este viernes. JMO

Ambas son aleros. Celia García Paunero (Valladolid, 15 de octubre de 1995) y Nedzla Kovacevic (Zenica, Bosnia Herzegovina, 10 de octubre de 1997) dicen que no van a pelear por el puesto, sino que van a ser complementarias durante buena parte de los partidos. «En muchos sistemas vamos a jugar juntas», pronostica la pucelana que, como su compañera, llega al Alter Enersun Al-Qázeres con la vitola de jugadora importante en los esquemas de Jesús Sánchez.

Son las 11.30 y las dos baloncestistas hacen su presentación en el pabellón Serrano Macayo. «Aquí he jugado yo en Liga Femenina 1 con Zamora», recuerda la pucelana mirando al parquet cuando termina la rueda de prensa. En efecto: la alero tiene experiencia en la máxima categoría, pero dice ser feliz en la Liga Femenina Challenge, categoría en la que tiene un rol importante desde hace años, especialmente en el Celta, de donde procede. 

Sus orígenes baloncestísticos están en su propia familia: su padre es Paco García, entrenador del Valladolid, de LEB Oro, y su madre Ana Paunero, exjugadora en la élite, como contó ella misma, orgullosa, en la entrevista publicada en esta semana en este diario.

Mientras, la balcánica procede del Basket Paterna (promedios de 12,7 puntos, 4,3 rebotes y 1,6 asistencias) en su segundo año en España. Jugó primero en el -Tours Celik Zenica, en su casa, y después en el KK Play Off Happy Sarajevo y ZKK Celik Subur Zenica, club en el que estuvo durante tres temporadas hasta que decidió probar suerte en el basket femenino español. La pasada campaña hizo, según sus propias palabras, «uno de sus mejores partidos» ante su nuevo equipo, ante el que anotó 25 puntos en el partido de Paterna.

«Podemos hacer un buen año y yo en particular también. El año pasado me gustó mucho Al-Qázeres y durante el verano, en las conversaciones que tuvimos con el staff, me encajó mucho la idea que tenía». Por eso decidió venir al club extremeño de la Liga Challengue, en el que, además, apunta, «me está gustando mucho la química que está habiendo entre la plantilla en estas primeras semanas y esto nos puede aportar mucho durante la temporada. Esto también es importante para trasladarlo al juego colectivo».

La exterior balcánica también expresó su confianza en proponer buen baloncesto. «Puedo aportar mucho con mi tiro, tanto exterior como en media distancia, rebotes y defensa», subrayó Kovacevic, quien también afirmó que está más que dispuesta a fomentar la química de la que ya había hablando con anterioridad que había percibido en el colectivo. Además, ambas lo tienen claro:con esos ingredientes pueden conseguir jugar ‘playoff’.

Compartir el artículo

stats