Kiosco El Periódico Extremadura

El Periódico Extremadura

Fútbol. Primera Federación Femenina

Edna, la goleadora de la vida

La punta del Cacereño Femenino aún no tiene nacionalidad española, pese a que ha vivido desde que era bebé en el país. Espera triunfar

Edna, en la redacción de El Periódico Extremadura. LORENZO CORDERO

Con acento indisimuladamente andaluz, a Edna Imade (5 de octubre de 2000) se le intuye que disfruta en la conversación, en la que se ríe y participa con asiduidad. Habla con el ‘usted’ tan característico del sur, donde ha vivido hasta hace un par de años, cuando firmó por el Cacereño Femenino. Pero, sorpresa (o no tanto), la delantera del equipo extremeño de la Primera Federación Femenina no goza aún de la nacionalidad española. 

Paradójicamente, la joven deportista tiene nacionalidad nigeriana, de donde era su madre y donde ella no nació, ya que lo hizo en Marruecos, antes de llegar a Algeciras en patera, «con tres o cuatro meses». Con la habilidad de su regate en banda, no quiere meterse en charcos y su lenguaje es más gestual que hablado. Pero un dato es desgarrador: nunca ha vivido fuera de España, únicamente sus primeros meses.

Se encoge de hombros cuando se le pone el ejemplo de Lorenzo Brown con la selección de baloncesto, ella que lleva 20 años en su país, ese que le acogió, ese en el que la gente le ha recibido de maravilla. «A mí lo que me parece mal es que lleve mucho tiempo y no se me reconozca aún», se queja desde la discreción.

«No, no», niega en rotundo cuando se le pregunta si ha pasado hambre. «Al ver a una mujer sola, que vino en patera, con dos bebés, siempre ha estado ahí Cáritas, la Cruz Roja, la gente; nos han acogido muy bien», se congratula en describir, feliz. En realidad, dice especialmente agradecida, «he sido una privilegiada. Valoro todo lo que tengo por todo lo que he pasado. Todo es gracias a mi madre». Y lo afirma alguien que viene de donde viene y cómo viene.

Historia diferente

Su historia vital resulta alucinante. Cuenta que su madre, Florence, quiso dar a dos de sus hijos gemelos (Edna y Paul), que no habían nacido aún, «una vida mejor» y por eso inició la arriesgada aventura de iniciar el viaje al primer mundo. «Ella lo pasó muy mal. En Marruecos decían que llorábamos mucho y que molestábamos», cuenta la deportista, que nunca ha visto a sus otros dos hermanos, Freeborn (30 años) y Festus (26), residentes en Nigeria, con los que se relaciona a través de las redes sociales. «Me gustaría conocer mi familia, mi país de origen, sí», resume la delantera.

Edna espera el balón durante el partido del domingo ante el Deportivo Abanca. Carla Graw

De Algeciras se trasladaron a Sevilla y de ahí a Carmona, en la misma provincia, en el que se ha desarrollado gran parte de su corta vida «con diferentes familias». Allí sigue viviendo Paul, con el que apunta llevarse «muy bien», tanto que, asegura, «creo que es mi mejor amigo». 

De su origen deportivo, cuenta que «me llevaron al gimnasio, y dije que no me gustaba». Al final se decantó por el fútbol (en principio el fútbol sala). «Me vieron en el recreo y alguien me dijo que se me daba bien, que por qué no probaba». Y así fue. El primer año no pudo jugar «porque mi madre no podía pagar la equipación de los dos hermanos». Después todo se normalizó. «Jugaba con los chicos hasta los 14 años, cuando se acabó el poder jugar con los equipos mixtos», 

Esa potencia descomunal y su apreciable técnica le llevaron al Nervión de Sevilla, en la categoría autonómica. «En dos año, describe muy en tono andaluz, «me jarté de hacer goles, hice un montón, más de cien, creo». Llegó un representante y se la llevó al Málaga, club en el que cumplió dos buenos años en una categoría, la antigua Segunda, que le hizo visitar campos como el Manuel Sánchez Delgado para enfrentarse a la entidad que le ha firmado un contrato largo, que expira dentro de dos años. 

El representante le explicó que «tenía buenas cualidades, que podía llegar lejos». De momento, su carrera va en esa dirección. «En el Málaga empezó lo serio. Me hizo contrato para ayudarme con los papeles», reconoce.

Feliz en Cáceres

«Estoy a gusto aquí», resume para describir sus sensaciones actuales. En el Cacereño también se quiere ‘jartar’ de meter goles. «Por supuesto. Este año me he propuesto meter 10 goles. El año pasado metí ocho». En el club esperan incluso más, dada su tremenda progresión en el último año. ¿Como 9 o en banda? Esa es la cuestión para una jugadora de una potencia física descomunal. Ella lo tiene claro: «Cuando estaba en Málaga me decían eso, que daba mucho más como 9, pero yo no me siento tan cómoda. El punta, la mayoría de balones que recibe, son de espaldas. Yo personalmente me encuentro muchísimo mejor en un extremo porque puedo ver lo que tengo delante. Si juego de espaldas, me cuesta mucho».

Tiene buena sintonía con Nerea, la otra punta. «Me entiendo muy bien con ella», subraya, intercambiándose la posición con su compañera en partidos como el del domingo ante el Deportivo Abanca, con exhibición goleadora del equipo extremeño (4-0) que sorprendió a propios y extraños, pues delante se encontraba uno de los favoritos para el ascenso a la máxima categoría.

«Me queda mucho por aprender, pero sí me veo», comenta cuando se le plantea si piensa en jugar en la máxima categoría, ya sea con el Cacereño o cualquier otro equipo. 

«En mi vida había tocado un balón en la playa», dice enfáticamente cuando se le plantea su excelente participación con el Femenino Cáceres en la liga de Primera División de este deporte, en el que el equipo extremeño llegó a la Final Four en Cádiz con 17 goles en la competición de Edna Imade. «Yo tenía dudas de que se me fuera a dar bien», dice distendida la deportista. «Me lo pasé muy bien», recalca.

Sobre su equipo, dice estar especialmente orgullosa y esperanzada: «Si seguimos así podremos llegar hasta el podio. Ascender es muy difícil, pero yo creo que entre los cinco primeros podremos estar perfectamente», vaticina. «Yo me lo creo, y después del partido del Deportivo más», apunta en relación a lo que su entrenador, Ernesto Sánchez, piensa del llamado ‘gen competitivo’ de la plantilla verde. «Intento siempre dar el máximo, como mis compañeras», agrega la delantera. Sobre el técnico, le alaba diciendo que «hace bien» exigiendo mucho y que eso es bueno para las jugadoras.

Por encima de todo, Edna Imade es la goleadora de la vida.

Edna Imade, en la redacción de El Periódico Extremadura. LORENZO CORDERO

EL CACEREÑO FEMENINO CONOCERÁ ESTE MARTES A SU SEGUNDO RIVAL EN LA COPA DE LA REINA

El Cacereño Femenino conocerá este martes a su rival en la segunda ronda de la Copa de la Reina. Las verdes superaron en los penaltis al Racing en la primera eliminatoria (2-2 en el tiempo reglamentario). Además del CPC también participan en esta ronda CE Europa , Peluquería Mixta Friol, Fundación Canaria CD Tenerife (estos tres de Primera Nacional), Levante Las Planas (Primera División), Espanyol, Osasuna, Dux Logroño, Deportivo, Oviedo, Alhama, Granada, Juan Grande, Albacete y Córdoba (Primera Federación). La eliminatoria, a partido único, será el 18, 19 y 20 de octubre.


Compartir el artículo

stats