Kiosco El Periódico Extremadura

El Periódico Extremadura

BALONCESTO. LEB ORO

El Cáceres inicia la 'temporada del litio'

El conjunto verdinegro debuta ante el Almansa (20.30, Multiusos) estrenando controvertido patrocinador

Roberto Blanco da instrucciones a sus jugadores durante el entrenamiento matinal del jueves. J. O.

La historia del baloncesto profesional masculino en Cáceres se retomó en verano de 2007, cuando un modesto club denominado Cáceres Ciudad de Baloncesto compró una plaza en LEB Plata. Desde entonces no ha habido un solo patrocinador privado que apareciese en su camiseta como lo va a hacer ahora Extremadura New Energies (ENE), la empresa que pretende extraer litio de una mina en los alrededores de la capital cacereña. Es la gran novedad de una temporada en LEB Oro que arranca este viernes (20.30 horas, pabellón Multiusos) con un partido entre el Cáceres Patrimonio de la Humanidad y el Almansa con Afanión. 

El rechazo que provoca el proyecto minero en una parte de la ciudadanía hizo que el anuncio del acuerdo entre ENE y el Cáceres --dos años y 250.000 euros en total, en principio-- levantase controversia. Y hasta ahora. El colectivo Salvemos la Montaña, que aglutina a los contrarios a la mina, ha convocado una concentración en los alrededores del recinto deportivo 45 minutos antes del partido. «Estamos en un país libre, tener su opinión y hacer lo que quiera, siempre que sea respetando. Cada uno reivindica lo que quiere, pero tiene que ser pacíficamente. Por nuestra parte, la gente del baloncesto suele ser pacífica y espero que esto sea igual. Nosotros también estamos a favor de la Montaña, de la ciudad y de todo el mundo. Y todo el que colabora con el club es bienvenido», dijo esta semana José Manuel Sánchez, presidente del Cáceres Patrimonio de la Humanidad. 

SIN DUDAS

Los responsables de la entidad verdinegra añaden que, con un déficit que superaría el medio millón de euros que asumen entre varios directivos, hubiese sido muy difícil seguir en LEB Oro sin la aportación de la empresa minera. De hecho, los 125.000 euros de este año no serán empleados en su mayor parte en mejorar la plantilla, sino en cuestiones estructurales. En todo caso, no ha habido dudas en el Cáceres a la hora de aliarse con Extremadura New Energies. De hecho, se afirma que no ha habido en absoluto un desplome en el número de abonados, aunque es precisamente conseguir un seguimiento más sólido desde la grada una de las grandes asignaturas pendientes. La pasada temporada no se llegó a una media de 1.000 espectadores por encuentro, aunque en la recta final, en la disputa de los ‘playoffs’ de ascenso frente al Força Lleida, se superó ampliamente esta cifra. 

Es precisamente el recuerdo de aquella serie, resuelta a favor de los catalanes tras cinco tensísimos partidos, una contradictoria inspiración. Por un lado, se demostró que el baloncesto puede interesar mucho más en Cáceres, con todo su glorioso pasado en la ACB de once temporadas (1992-2003). Sin embargo, la plantilla que consiguió unos resultados muy por encima de las expectativas se terminó deshaciendo en su mayor parte. Solo continúan dos jugadores, Carlos Toledo y Julen Olaizola, mientras que el resto optó por mejores ofertas. Eso ha inventado a reinventarse una vez más con un grupo de jugadores en general no demasiado conocidos, pero se pretende que con un alto grado de compromiso.

El objetivo vuelve a ser la permanencia, sin descartarse milagros deportivos como el de hace unos meses. Para ello hay que empezar a sumar lo antes posible y el reto es fuerte desde el principio, con dos rivales directos, Almansa y Oviedo, en las dos primeras jornadas, que se disputan este viernes y el próximo martes.

La puesta en escena llega sin transmitir demasiado optimismo. La pretemporada ha resultado demasiado calamitosa. La tardía planificación obligó a programar muy pocos amistosos que sirviesen de referencia. Las lesiones conllevarán que ni Pablo Sánchez ni Carlos Toledo puedan estar en el debut, pero lo más grave es que el teórico pívot titular, Markus Kennedy, que ha alegado sufrir un grave problema personal para no viajar aún a España, tampoco estará por ahora. Como siempre, Roberto Blanco, el carismático entrenador que se ha convertido en la cara del proyecto, tirará con lo que tenga, intentará sacar oro de la incierta mina que se ha encontrado en el vestuario. 

jaortiz@extremadura.elperiodico.com

Roberto Blanco, con su mejor sonrisa en la previa: "No firmo quedar cuarto por la cola"

Tras una pretemporada con muchos contratiempos, Roberto Blanco hizo una demostración física del refrán «al mal tiempo, buena cara» en su comparecencia ante la prensa previa al partido entre Cáceres y Almansa. El técnico sacó la mejor de sus sonrisas intentando transmitir unas sensaciones positivas que ha costado encontrar en las últimas semanas. «Las dificultades son parte del juego. Hay que saber sobreponerse. He pasado algún mal momento porque me preocupa que el equipo esté lo mejor posible, pero hay que redoblar esfuerzos y aprender de estos problemas y estar preparados de cara al futuro», comentó.

«Empezamos un nuevo reto, una nueva ilusión, estamos deseando que llegue el partido, con ganas de volver a ver el Multiusos como al final de la temporada pasada», indicó el placentino. «Será el primer partido de la temporada, aún faltan muchos automatismos por adquirir en ambos lados, pero esperamos tener una buena versión del Cáceres», aseguró. 

Puso de relieve además que su equipo llega con una «motivación grande por iniciar las 34 finales de esta temporada tras un duro trabajo de pretemporada y un final de semana muy bueno».

«El equipo está hecho para ganar los 34 partidos. Obviamente salvarnos es el principal objetivo, como diría que es de 14 equipos, y a partir de ahí lucharemos a muerte por entrar en ‘playoffs’”, señaló, rechazando abiertamente firmar hoy mismo la cuarta posición por la cola que supondría la permanencia en la LEB Oro. Paralelamente, hizo un llamamiento a la afición para que acuda al Multiusos: «Si ya el año pasado vinieron 3.000 personas después de 19 victorias y se sumaron en la 20 y 21, tenemos que conseguir que se sumen en la 15, que atraigamos al público nosotros, que la gente venga a disfrutar, divertirse y pasarlo bien».

Además, se mostró esperanzado en que la aportación del último en llegar a la plantilla, el alero noruego Bouna Ndiaye, pueda ser relevante, pese al escaso conocimiento que tiene del resto de sus compañeros tras haber podido entrenar solo dos días con ellos. «Está en muy buen estado de forma y llega con muchas ganas. Estoy muy contento con su incorporación porque la lesión de Carlos Toledo nos ha hecho mucho daño», contó.

Por último, elogió al rival, un Almansa «muy físico, dinámico, con un ritmo alto de juego y que será un rival muy potente, con el que ha sido probablemente el segundo mejor balance de la pretemporada en la LEB Oro». Mencionó la juventud en la dirección de Sergi Costa y el exverdinegro Mateo Díaz y el poder anotador de Bobby Harris.

Compartir el artículo

stats