Kiosco El Periódico Extremadura

El Periódico Extremadura

Fútbol. Primera Federación

El Mérida salva un duelo de desgracias para el rival

Los goles de Carlos Cinta y Sandoval permiten a los romanos superar a un Ceuta que acabó con tres lesionados (2-0)

Carlos Cinta, derecha, grita celebrando el segundo gol del Mérida, obra de Sandoval. MÉRIDA AD

2 - Mérida: Juan Palomares, Pipe, Bonaque, Nacho González, Álvaro Ramón, Acosta, Artiles (Meléndez, min.46), Larrubia, Nando Copete (Akito, min.78), Lolo Plá (Sandoval, min.57) y Carlos Cinta.

0 - Ceuta: Montagud, Barreda, Robin, Juan Gutiérrez (Mati, min.79), David Alfonso, Elías Pérez (Adri Cuevas, min. 42), Jota, Alberto Reina, Pablo García, Luismi Redondo (Rodrigo, min.17) y Ñito González.

Goles: 1-0: minuto 73, Carlos Cinta. 2-0: minuto 94, Sandoval.

Árbitro: Alexandre Alemán Pérez (Comité Canario). Canario. Amonestó a los locales Nando Copete y Nacho González, y a los visitantes Robin, Ñito González, Adri Cuevas, Rodrigo y Gato. Expulsó por doble amarilla al visitante Jota en el minuto 61.

Incidencias: Partido correspondiente a la duodécima jornada del grupo 1 de Primera Federación jugado en el estadio Romano José Fouto. 2.133 espectadores.

Después de una derrota, que el siguiente rival en casa sea el colista no siempre es positivo, pues aparece el llamado partido trampa que se puede complicar. Cierto es que los emeritenses no pasaron muchos apuros atrás, pero también lo es que el choque ante el Ceuta (2-0) fue teniendo momentos muy perjudiciales para los visitantes. Sin ir más lejos, los tres cambios fueron por lesión, además de quedarse con un futbolista menos por la expulsión de Jota en el minuto 61.

El partido empezó muy frío, con un Mérida poco propositivo, dejando que el Ceuta fuera quien tuviera la pelota para robar y correr, pero ni los visitantes transformaban la posesión en ocasiones, ni los locales conseguían transiciones peligrosas. Solo Larrubia, que por sí solo ya es un espectáculo, levantó por primera vez a la grada a los 5 minutos.

Los ceutís tuvieron una primera parte muy accidentada, pues se vieron obligados a hacer dos cambios por lesión. El primero con Redondo en el minuto 17, al que sustituyó Rodrigo; y el segundo con el extremeño Elías Pérez, que tuvo que retirarse en camilla en el 42.

La jugada que cambió el encuentro llegaría a en el 27. Al Ceuta le anulaban un gol por fuera de juego y esa acción hizo despertar a los locales, pues fue una jugada muy mal defendida. A partir de ahí, llegarían los mejores minutos locales comandados por un Lolo Plá que aparecía por todos lados. Nando Copete empezó a asistir y Larrubia seguía con sus acciones. La primera ocasión muy clara fue para el propio Plá, que remató de primeras un centro raso desde la derecha, pero su disparo salió fuera por muy poco. Era el minuto 27 y empezó a carburar más el cuadro local, que también vio cómo le anulaban un gol por fuera de juego de Carlos Cinta, que después tuvo una ocasión clarísima tras una asistencia con el exterior de gran nivel de Nando Copete. La primera parte terminaba con un Mérida en clara línea ascendente. 

Sandoval, autor del segundo tanto del Mérida. MÉRIDA AD

La principal novedad en el once titular fue la presencia de Artiles por Meléndez en el centro del campo, algo que solo duró los primeros 45 minutos. 

Expulsión en el Ceuta

Si el Ceuta tuvo mala suerte con las lesiones en el primer acto, a los 16 minutos de la reanudación Jota pecó de juventud realizando un agarrón en una acción que podría haberse ahorrado, pero lo cierto es que la segunda amarilla fue tan tonta como justa.

Al verse con uno más, el Mérida quiso mantener la calma en busca del gol. Sin embargo, se vio sorprendido por un buen ataque rival que terminó con gol anulado. Otro aviso más para los de Barrero que por mediación de Nando Copete, dos veces desde lejos, y de Felipe Alfonso en una buena jugada individual, fue acercándose al gol, hasta que Carlos Cinta cabeceó de forma precisa un centro desde la izquierda de Álvaro Ramón para adelantar a los suyos.

A pesar de ir por delante y de estar con uno más, Juan Palomares, que sustituía en la portería a Javi Montoya, que todavía se recupera del golpe en el costado, tuvo que salvar a los suyos en una acción de Rodrigo.

La tranquilidad la terminó poniendo Sandoval, que antes lo había intentado con disparos lejanos, en una acción que comenzó Cinta poniendo en ventaja a Busi, para que, ante la salida del portero, la diera a su compañero para que marcara a placer.

Los algo más de 15 minutos disputados por Akito fueron muy positivos, principalmente en la última acción, pues se plantó ante el portero y cuando lo quebró no consiguió marcar a puerta vacía, terminando así el choque siendo coreado por el público.

Al final, lo mejor fue el resultado para mantener el colchón con respecto a la zona de descenso, pues empiezan a puntuar los equipos de abajo.

Juanma Barrero: “Hemos vivido tres minutos tranquilos y hemos podido vivir por lo menos quince”

A pesar de que Juanma Barrero se mostraba contento por la victoria, también supo poner los peros de su equipo, principalmente al principio y al final del choque: «Los primeros 20 minutos no hemos estado bien, no estaba pasando nada y así no estamos a gusto. Cuando recuperábamos no atacábamos y todo iba lento y pausado, y no es lo que habíamos pensado durante la semana». El otro punto negativo fue cuando se adelantó su equipo: «Estando por delante llega el punto negativo, pues teníamos que haber matado el partido en las numerosas transiciones que hemos tenido. Hemos vivido tres minutos tranquilos y hemos podido vivirlo por lo menos 15». Reconocía además el técnico que «la expulsión de Jota nos allana el camino, era cuestión de paciencia y tener acierto hasta encontrar el pase a Álvaro, gran centro y gran remate de Carlos Cinta». 

El entrenador del Ceuta, José Juan Romero, se mostraba apesadumbrado por la derrota: «El fútbol está siendo muy injusto con nosotros». Analizaba el choque explicando que «hemos comenzado bastante bien hasta que nos han empezado las incidencias con las lesiones, creo que hasta ahí éramos superiores y llevábamos el partido donde queríamos. En la segunda parte empezamos bastante bien, nos anulan un segundo gol legal y un niño, que no ha dado una sola patada, termina expulsado. A partir de ahí decanta el partido. Aún así con diez generábamos y no estábamos sufriendo, pero viene el gol y decide un partido».


Compartir el artículo

stats