El Hierros Díaz Miralvalle Extremadura se va contento a un parón liguero de dos semanas después de superar a domicilio al Magectias (56-64). «Ha sido un partido durísimo, como ya sabíamos. Esta pista es muy complicada, además del viaje en sí», indicó su entrenador, ‘Rula’ Pérez. El siguiente compromiso no es ya hasta el 10 de diciembre ante el Cortegada en el pabellón Ciudad de Plasencia.

Según lectura, su equipo completó «una primera parte de lo mejor de la temporada, superconcentradas, haciendo el plan de partido como habíamos visto. Nos hemos ido con una buena renta al descanso». Después reconoció que «hemos pasado un mal rato, como nos ocurre siempre fuera de casa, pero hemos sido inteligentes, defendiendo a sus mejores jugadoras como debíamos hacerlo, y buscando nuestras las ventajas que teníamos».

En su reflexión pesó que «en esta liga cuesta mucho ganar, sobre todo fuera de casa. Hemos sabido sufrir y esta victoria nos viene muy bien para descansar física y mentalmente en este parón. Estoy muy agradecido a las chicas por el esfuerzo que han hecho estas semanas. Y también al club porque ha facilitado que podamos viajar dos días porque eso se nota a nivel de piernas».