Kiosco El Periódico Extremadura

El Periódico Extremadura

Fútbol. Segunda Federación

Samu Gomis, poderío feliz en el Cacereño

El defensa del CPC dice que vive la mejor temporada de su vida y que los buenos resultados del decano extremeño son consecuencia lógica del trabajo y la unidad de la plantilla. Llegó a España desde Senegal cuando tenía un año

Samu Gomis controla el balón durante el partido ante el Córdoba. Carla Graw

Samuel Gomis Mendy, ‘Samu Gomis’ (Ziguinchor, Senegal, 22 de octubre de 1993) llegó a España cuando apenas contaba con un año de vida. Por pura lógica, tiene a gala exhibir un acento andaluz con un toque almeriense bastante nítido. Sonríe. Es feliz. Nunca ha visitado el lateral izquierdo del Cacereño su país natal, pero asegura que tiene «muchísimas ganas» de viajar para conocer sus raíces. «Lo iba a hacer hace dos años, pero llegó la pandemia; estoy deseando ir», proclama el futbolista, una de las sensaciones de la temporada del decano extremeño.

 «Mi padre ya había vivido aquí, trabajando, unos años antes. Cuando él consiguió los papeles, nos vinimos mi padre, mi madre y mi hermano mayor. Allí en Almería nos quedamos viviendo agustísimo», celebra Gomis. La necesidad de su gente hizo que, como tantos otros africanos, emprendieran la aventura europea. «La verdad es que allí no hay mucha gente con dinero», acota. Nacieron después en territorio español otros dos hermanos, uno de ellos, Eduardo, también futbolista, en ese caso portero del Berja, filial del Ejido.  

El lateral dice que no piensa ahora en subir porque «puede haber bajones en todos los equipos»

decoration

«Depende de con quién hable le digo si soy de un sitio u otro. A la gente que no me conoce les digo que soy de Senegal; a mis amigos, a los que conozco, de aquí», apunta alguien con quien, al poco de iniciarse la conversación, se puede asegurar que es una persona dicharachera e incluso bromista que bien conocen sus compañeros de vestuario y piso. «Vivo con Alfonso y con Traoré, y muy bien». En la plantilla, no duda en decir, todo lo que se puede decir es bueno. «Es de las mejores en las que he estado, desde luego, hay mucho compañerismo, un grupo en el que nos lo pasamos bien», recalca.

Aguantando

Como futbolista, Samu Gomis ha sido siempre «lateral o centrocampista», aunque en algún partido puntual también ha sido extremo para aprovechar su velocidad. «Estoy bien defendiendo», afirma este zurdo que estudió un grado medio de Farmacia, una especialización que espera ejercer algún día, cuando se le acabe su tiempo de fútbol, «lo más tarde posible, hasta que el fútbol me deje», dice este enamorado de una profesión de la que vive «más o menos bien, no me quejo, sin ninguna locura, pero bueno…». 

Samu Gomis en la redacción de este diario, el pasado martes. EP

A sus 29 años recién cumplidos, asegura que se ha ganado bien la vida como profesional, sin estridencias, pero dignamente. «En los últimos años mejor incluso». Y todo ello desde que «firme en el Ejido, a los 22», siempre en clubs de Segunda B o Tercera de Andalucía, excepto la de sus experiencias en el Rayo Cantabria (mala, solamente cobró un mes, apunta) y Toledo, las dos últimas temporadas, saldadas con un ascenso y un descenso.

¿Qué le ha faltado para estar más arriba? «Si no estoy mejor es porque el nivel no me daba o porque el momento en el que tuve que dar el salto no se dio», dice con humildad. Sí asegura haber escuchado de representantes cantos de sirena, «pero una cosa es lo que te dicen y otra lo que es realmente. Todo influye».

El defensa reconoce que no esperaba estar tan arriba con el CPC tras venir de un año malo en Toledo

decoration

«Yo diría que ésta», dice rotundo cuando se le pregunta sobre su mejor temporada, casi insustituible en la banda izquierda para Cobos. «El equipo va arriba, hacemos las cosas bien», manifiesta. Excepto el día de Socuéllamos, siempre ha sido titular. Tiene palabras de elogio para Molina, ahora central, pero que puede ocupar su posición. «Es muy rápido, te lo digo yo», comenta.

El Cacereño, en su opinión, está en muy buena línea. ¿Se lo esperaba? «No. Venía de un año chungo (en Toledo), donde no arrancábamos. Teníamos nombres», asegura quien dice que en Cáceres solamente echa de menos a su familia y a su novia, «aunque ella suele venir a verme».

Gomis habla mientras ve un partido del Mundial en el monitor de la redacción de El Periódico Extremadura. ¿Podría haber jugado con Senegal en Qatar? Él mismo se autodescarta. «Menudo equipo tienen. El lateral izquierdo es uno que estaba hace poco en el PSG», apunta antes de bromear, «y si hubiera estado yo el del Cacereño (risas)». Senegal tiene «mucho nivel», afirma.

Sus expectativas para este año están claras. «Igualar la marca de un gol, con eso me conformo», bromea, antes de afirmar, ya en serio, que espera seguir con la confianza de Julio Cobos. «Ahora mismo estamos bien, pero yo prefiero ir y pensar en el partido a partido», asegura cuando se le plantea si es posible incluso el ascenso a Primera Federación. «El año pasado parecía que íbamos a estar tranquilos y se dio todo lo contrario. Creo que no hay que ponerse la expectativa de ascender porque puedes dar un bajón y esto es difícil», agrega. «Hay que ir semana a semana». Samu Gomis, poderío verde.

Compartir el artículo

stats