Kiosco El Periódico Extremadura

El Periódico Extremadura

Los goles del sempiterno Cristo devuelven la alegría al Montijo

El equipo sale del descenso mes y medio después y buscará ante el Navalcarnero la tercera victoria

Cristo muestra su camiseta con el 20 a la espalda en uno de los goles de esta temporada. Rodrigo Morán

Más de mes y medio en zona de descenso ha estado el Montijo en el grupo V de Segunda Federación, todo un mundo para un equipo que durante este verano había vendido opciones reales de estar en fase de ascenso. Desde luego, no comenzó bien el equipo de Juan Marrero en liga, pero sus dos últimas victorias, con un protagonismo especial para Cristo Medina, han devuelto el optimismo a un vestuario que nunca ha dejado de creer en sus posibilidades.

El Montijo tendrá la oportunidad el próximo domingo (12.00 horas) de sumar su tercer triunfo consecutivo en liga, una cifra que tan sólo ha logrado el Melilla en lo que va de temporada. Será fundamental la participación de Cristo Medina, un delantero al que han querido retirar en varias ocasiones de esta categoría, pero que se empeña en demostrar que es mucho más válido que la mayoría de los que presumen tan sólo de currículum.

Y es que Cristo habla en el campo. Con goles y aportaciones. Ha marcado dos en las dos últimas victorias del equipo y lleva cinco en seis partidos, siendo el máximo goleador de entre los equipos extremeños en competición y el segundo máximo realizador del grupo, sólo superado por el delantero del Atlético de Madrid B, Carlos Martín.

«Era algo que necesitaba el equipo y que lo estábamos buscando. Encadenar dos victorias seguidas en un grupo tan igualado te da la vida. Además, necesitábamos ganar fuera para tener más confianza, sobre todo después de las remontadas que habíamos sufrido en contra»

El Ratón de Pueblonuevo es un tipo que nunca presume de sus logros. Sencillo, humilde, cercano y generoso. «Claro que estoy contento con los goles, pero sobre todo de los dos últimos que han servido para dos victorias. Así son goles que saben mejor».

Mantener la portería a cero en los últimos dos encuentros ha sido determinante. Ahí también ha jugado un factor determinante Sergio Tienza, que ha elevado el nivel bajo palos desde el fichaje de Bernabé, que todavía no ha debutado.

Cristo es el máximo goleador, incluso sin jugar de delantero. Marrero sigue apostando por su posición de extremo, pero con libertad. «Ya sabes que a mí me gusta jugar. Dónde sea. Ahora actúo en banda, pero es como si jugara casi de tercer delantero, tratándome de meter siempre en el área».

Lo que no ha perdido es el olfato goleador. Esa capacidad innata de saber intuir dónde cae la segunda jugada. «Esa intuición no se pierde. Y luego hay que tener sangre fría para tomar buenas decisiones. Podemos decir que ahí no soy tan malo». 

Compartir el artículo

stats