Segunda Federación

El tren de los playoffs se aligera en Segunda Federación

Cacereño y Villanovense se quedan como las grandes bazas extremeñas para las fases de ascenso tras las caídas de Montijo y Coria

Once inicial del Cacereño en Leganés

Once inicial del Cacereño en Leganés / CPC

El tren del grupo V para estar en la fase de ascenso a Primera Federación se va quedando con menos vagones. Algunos equipos empiezan a desengancharse claramente de esta pelea dada la tremenda irregularidad mostrada por muchos equipos del grupo. Ahí están los casos de Montijo y Coria, que siempre han estado coqueteando por arriba, pero que no terminan de tomarle un pulso constante a la competición. Y las derrotas en sus feudos este fin de semana les ha dado lejos de ese tren. 

Los dos equipos extremeños mejor colocados sigue siendo Cacereño y Villanovense, aunque de nuevo es el equipo de Julio Cobos el que duerme esta semana en playoff gracias a la victoria pírrica en Butarque ante el Leganés B. 

Le han dado vida al ‘Cobismo’ estos dos triunfos por la mínima ante Villanovense y Leganés B. Los problemas para ver puerta con facilidad persisten, pero la defensa se ha puesto a tono y eso para el entrenador extremeño es esencial. 

Gimnástica Segoviana, Navalcarnero, Cacereño y Villanovense parecen estar llamados a jugarse tres puestos de fase de ascenso, con permiso para los que están detrás porque todavía quedan muchos puntos. Pero estos cuatro puntos, a diferencia de los que tienen más abajo, han demostrado algo más de fiabilidad esta temporada.

Sigue siendo fiable el Villanovense, pese a ceder un empate sin goles ante el Diocesano en el derbi. Y ojo, el conjunto colegial dispuso de ocasiones importantes para haber ganado. Sin embargo, al buen ordenamiento de equipo que plantea Gus se le suma la presencia de Alex Lázaro, un portero que sin duda está siendo de lo mejor de la temporada en el grupo para ventaja de los serones.

Para el Diocesano, el empate sabe a poco. O a casi nada. Con el déficit de puntos que tiene todo lo que no sea ganar no es rentable para los cacereños. Seis partidos lleva sin ganar y está diez puntos ya por debajo de la salvación. Así, muy difícil.

Otro que está viviendo una temporada compleja es el Montijo, que cuando parece asomar la cabeza y respirar con tranquilidad en todas las vías, la deportiva y la extradeportiva, recibe otro varapalo. La derrota en casa ante la Gimnástica Segoviana confirma que a los de Marrero se les va a hacer difícil pelear por los puestos de arriba. Falta efectivos en la plantilla, más arsenal ofensivo y, sobre todo, más entusiasmo en un club golpeado por muchas circunstancias esta temporada.

Parece curioso, pero el fútbol son estados de ánimo y el que ahora tiene muchos motivos para sonreír y ser optimista es el Don Benito, que se ha tirado más de media temporada deprimido en el fondo de la tabla. La victoria en el derbi ante el Coria le aúpa hasta la quinta plaza por abajo, todavía en descenso. Eso sí, ahora se sitúa a cuatro puntos de la salvación, y eso para un equipo que lleva toda la temporada entre el último y el penúltimo puesto, es un balón de oxígeno. El gol de Markus en el descuento es de esos goles que pueden marcar un destino. Los rojiblancos llevan siete partidos sin perder, pero lo mejor es que han encontrado argumentos para creer en la salvación. 

Suscríbete para seguir leyendo