Fútbol. Segunda Federación

El Coria ya asoma la cabeza

Los caurienses se imponen 2-3 ante el Villanovense en un choque loco para salir del descenso

Los jugadores del Coria celebran uno de los goles.

Los jugadores del Coria celebran uno de los goles. / CD Coria

2- Villanovense: Lázaro, Samu Hurtado, Dan Ojog (Javi Tapia, min. 80), Escudero, Tala, Pajuelo (Sillero, min. 46), Mario González, Javi Pérez, Ohemeng, Guille Perero (Benji, min. 61), Farrell (Marco, min. 85). 

3- Coria: Diego Mirón, Cera, Pedro Melli, Asiel, Alexander, Deco (Joserra, min. 69), Alejandro (Ledesma, min. 69), Sergio Gómez, Santi Luque (Adri, min. 87, Isma Cerro (Nané, min. 75), Alberto. 

Goles: 0-1 Tala (min. 15, p.p.) 0-2 Isma Cerro (min. 32), 1-2 Mario González (min. 46), 1-3 Isma Cerro (min. 64).

Árbitro: Jorge Álvarez Dorado (colegio andaluz). Expulsó por roja directa al local Tala en el minuto 36. Amonestó a los locales Escudero, Javi Pérez y Benji y a los visitantes Joserra y Nané.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la trigésimo primera jornada disputado en el Municipal Villanovense ante 700 espectadores.

Una oda al entretenimiento. Eso es lo que Villanovense y  Coria protagonizaron en un choque que acabó del lado cauriense pero que tuvo absolutamente de todo. Emoción, goles, tensión y una pizca de fortuna para el equipo que se acabó llevando el triunfo. Un Coria que no ganaba desde hacía 11 jornadas pero que tras imponerse 2-3 al Villanovense sale del descenso en la que también es la primera victoria de Diego Merino al frente del banquillo de La Isla. 

Aún así, el Coria hace bien en encomendarse a cuantas divinidades considere a tenor de lo que sucedido en Villanueva de la Serena ante un Villanovense que decidió que era el mejor momento para pegarse un tiro en el pie. Todo en una primera parte que tuvo de todo: fortuna, fallos groseros de cara a puerta del Villanovense y acierto en línea de gol para los de Diego Merino. Y eso que empezó bien el partido para los serones, que en el primer cuarto de hora encadenaron varias ocasiones claras de gol que no llegaron a concretar. Primero avisó Javi Pérez con un golpeo desde el borde del área que taponó bien la defensa. Luego lo intentó Samu Hurtado tras una buena carrera por banda de Guille Perero, cuyo centro llegó al lateral serón, que no llegó a concretar bien dentro del área con un golpeo claro. 

Dos llegadas con las que avisaron los de José González ‘Gus’ de que el Coria iba a tener que sudar de lo lindo para sacar algo positivo. O al menos eso es lo que se deducía de las ocasiones falladas por los locales. De hecho, encadenaron dos ocasiones clamorosas en las botas de Ohemeng y Farrell, pero el acierto brilló por su ausencia. Y como el Villanovense no estaba por la labor de abrir el marcador en el área rival lo hizo en la propia. Fue en un centro lateral de Sergio Gómez que introdujo en su propia portería Tala para fortuna de un Coria que no habría merodeado tan siquiera la portería de Lázaro. Así, 0-1 a favor casi sin quererlo. Pero todo se les puso más de cara cuando apenas unos minutos después Isma Cerro agarró el balón, caracoleó dentro del área y aprovechó el noqueo del rival para poner tierra de por medio con el segundo gol. No sin antes un par de ocasiones de peligro de Ohemeng, que seguía negado de cara a puerta. 

Tierra de por medio

El segundo gol no sentó bien al Villanovense, que se quedó con uno menos por expulsión de Samu Hurtado al revolverse infantilmente con Santi Duque. 

El inicio de la segunda parte hacía presagiar todavía un partido abierto a pesar de lo favorable en el marcador para los visitantes, que además jugaron con uno más durante más de una hora de encuentro. Sin embargo, Gus dio entrada a Sillero en ataque para dar un poco más de mordiente a su equipo. Y lo consiguió. Nada más comenzar Mario González hacía el 1-2 con un buen gol desde la frontal para despertar los fantasmas del pasado en el Coria. Con las piernas temblando, Guille Perero y Sillero rondaron el empate, sobre todo el andaluz con un gol de cabeza anulado por un posible fuera de juego. 

Pero fue ahí cuando la superioridad numérica hizo mella e Isma Cerro, en una muy buena contra de los de Diego Merino, cabeceó un gran centro para poner el 1-3 a priori definitivo. 

Nada más lejos de la realidad, porque los serones se volvieron a meter de nuevo en el partido con constantes llegadas ante la portería de un Diego Mirón que se mostró muy seguro bajo palos durante todo el partido. Si bien, el árbitro pitó penalti tras una ocasión manifiesta de gol del Villanovense y Sillero, desde los once metros, terminó de meter a su equipo en el partido. 

Sin fuerzas

El 2-3 hacía pensar que quizás no estaba todo dicho aún y que el Coria iba a tener que sufrir para sacar los tres puntos de Villanueva de la Serena. Lo cierto es que no sufrió demasiado hasta el final, más allá de la necesidad imperiosa de tener que sumar los tres puntos y de algún acercamiento sin mucho peligro de un Villanovense que acusó el esfuerzo. Los serones se mantienen en posición de ’playoff’ a falta de tres jornadas para el final.

Gus dice que la derrota «no es un paso atrás» 

José González ‘Gus’, técnico del Villanovense, se mostró dolido por el resultado cosechado por su equipo ante el Coria, motivo por el cual valoró de manera negativa el resultado. Aún así, dijo quedarse con el «orgullo y ganas» de sus jugadores, que jugaron en inferioridad numérica durante más de una hora de partido. De hecho, indicó que la derrota no cambia las sensaciones que traían de los últimos partidos y que «hay que seguir porque cada partido cuesta mucho». A eso añadió que la derrota «no es un paso atrás» y que «ahora debemos seguir insistiendo para llegar a ese premio tan bonito que es jugar la fase de ascenso». De nuevo, destacó el derroche de su equipo al jugar con 10. «Lo hemos intentado hasta el último minuto», apostilló al tiempo que dijo que «ahora debemos pasar página y pensar en el Montijo», rival de los serones la próxima semana. 

Diego Merino: «La victoria nos llena de energía»

El entrenador del Coria, Diego Merino, se mostró feliz en la sala de prensa al cosechar su primera victoria como entrenador del conjunto cauriense. Dijo que es un triunfo que les llena de energía y que «supone una bombona de oxígeno para compensar la dinámica que traíamos». Aún así se mostró crítico con el juego desplegado por los suyos, ya que dijo que «no ha sido nuestro mejor partido». Si bien, cree que el factor psicológico jugó un papel fundamental en el transcurso del encuentro. «Le doy mucho mérito a la victoria, aunque creo que este equipo está lejos de su mejor nivel. Debemos romper la barrera de esa dinámica mala», argumentó.  A nivel personal afirmó sentirse con «ilusión» y afirmó que «uno nunca sabe lo que pueda pasar, pero nos estamos dejando los huevos», aludió sobre su etapa al frente del banquillo del Coria durante las últimas jornadas. 

Suscríbete para seguir leyendo