BALONCESTO. LIGA FEMENINA CHALLENGE

El 'una a una' del Al-Qázeres: Progresos pese a la epidemia de lesiones

La mayor parte de la plantilla del conjunto cacereño supera las expectativas en una temporada feliz

Jugadoras y técnicos del Al-Qázeres festejan una victoria.

Jugadoras y técnicos del Al-Qázeres festejan una victoria. / CB AL-QÁZERES

Javier Ortiz

Javier Ortiz

Una temporada marcada por las lesiones de jugadoras importantes, al principio y al final, pero más que digna. El Alter Enersun Al-Qázeres Extremadura se quedó cerca de meterse en la final a cuatro por el ascenso a la Liga Femenina Endesa, pero fue eliminado por el Celta Zorka Recalvi este sábado. Este es el balance individual de las protagonistas.

Kate Andersen

Aparte de su faceta de famosísima tiktoker (2,5 millones de personas siguen cómo prueba golosinas), ha resultado un notable hallazgo en el mercado. Capaz de anotar de muy distintas formas y no muy dependiente del triple para ser exterior, ha mostrado además capacidad para compartir el balón.

Celia García

Formó una gran pareja con Andersen, un quebradero de cabeza constante para las rivales, en su caso más circunscrita al lanzamiento lejano. También ha tenido una inmensa ascendencia en el vestuario con su educación deportiva. El Celta, su anterior equipo, le dedicó una atención obsesiva en el ‘playoff’. Prioridad en las renovaciones que hay que acometer.

Crystal Primm

Felizmente recuperada del problema cardiaco que le impidió acabar la temporada pasada, ha completado una atinada reconversión a ‘4’. No es nada alta para jugar por dentro ni tiene tiro, pero tiene una fortaleza enorme y es competitiva al máximo.

Sara Zaragoza

Su presencia (1,96 de estatura) sigue siendo enorme para esta competición y ha mejorado en algunos aspectos importantes que la confirman como una jugadora muy útil, si bien sigue teniendo problemas con la acumulación de faltas personales.

Radka Stasova

Su llegada iniciada la temporada fue un dique para contener las lesiones y cumplió con su rol renunciando muchas veces al lucimiento personal. Sin embargo, no haber logrado recuperarse a tiempo para los ‘playoffs’ le baja la nota.

Gedna Capel

Una fuerza de la naturaleza que todavía está por pulir del todo, pero que apunta muy alto en el baloncesto nacional por su condición de interior. Tuvo algunos encuentros de enorme rendimiento, discutiendo incluso la titularidad de Sara Zaragoza por momentos.

Stephanie Martínez

Una jugadora heterodoxa. Insospechadamente acabó como titular por la lesión de Stasova y se marcó algún partido de enorme puntería (7 triples ante el Adareva). En Vigo estuvo muy valiente.

Lucía Fontela

Llegó con la etiqueta de especialista defensiva y es justamente lo que ha sido, reducida a ofrecer descansos a Celia García y Kate Andersen y a pegarse sin piedad la jugadora que se le asignase.

Sira Hisado

Aceptable aportación desde el banquillo luciendo en sus mejores cualidades: esfuerzo y descaro, Siempre va a tener el hándicap de su estatura para algunas situaciones, pero no le tiene miedo a nada.

Mabel Galiana

Tras una larga lesión, se incorporó muy avanzado el curso para completar la rotación interior sin demasiada trascendencia.

Las demás canteranas

Clara Núñez era la mejor colocada para ocupar el rol de Pilar Cambero, pero solamente pisó la pista 16 minutos en total, incluso menos que Lucía Encinas (26). También echaron una mano en algún momento Elena Alonso, Sheila Gómez, Blanca González, Laura Liberal, Noa Lorenzo, Irene Moriche y Camila Páez.

Las tres lesionadas graves

Tres jugadoras no pudieron terminar la temporada por lesiones de gravedad que requirieron operaciones. En realidad, Laura Chahrour, con fama de base cerebral, ni siquiera llegó a debutar en partido oficial. Mientras, a la tiradora Nedzla Kovacevic solo le dio tiempo a jugar cuatro antes de romperse también la rodilla. Tampoco se vio apenas a Camila Martínez, llegada en enero junto a su hermana Stephanie poco antes de sufrir una fractura en una mano.

Suscríbete para seguir leyendo