El Periódico Extremadura

El Periódico Extremadura

Primera Federación

Ejemplo de perseverancia

Willy elige el Lugo con un contrato de dos temporadas y el sueño de volver a jugar en Segunda 

Willy EP

Disfruta de unos días en su Torremejía querida, pero el ‘Búfalo’ nunca baja la guardia. Se machaca y prepara para un nuevo reto. Y, pese a sus 34 años, sabe que está en su momento más álgido de madurez futbolística. Luis Alfonso Ledemas ‘Willy’ se marcha a Galicia para jugar las dos próximas temporadas en el CD Lugo de Primera Federación, un equipo recién descendido de categoría que se ha fijado volver a Segunda a corto plazo. «La verdad es que cuando me salió la oportunidad, casi no me lo pensé porque la apuesta de dos temporadas que hicieron por mí era importante y me han hablado muy bien de allí», confiesa el delantero.

Después de tres temporadas y media en el Córdoba, Willy se quedó a la espera de una oferta de renovación que nunca llegó. «La verdad es que me la esperaba, pero es normal que cuando ocurre una temporada así, donde al principio parece que vas a ganar la liga y luego acaba todo en un desastre, suele pasar que rompes con todo lo que hay». Eso sí, la afición lo ha despedido como un héroe. Y es que Willy, por dónde pisa, deja huella. «Creo que es por mi forma de ser, de jugar, de ser siempre tan pasional. La verdad es que he vivido unos años espectaculares».

Volver

Regresar a Segunda es su gran sueño. «Tengo muy buenas referencias del Lugo como club. He hablado con compañeros como Bernardo Cruz y también tengo muy buenas referencias del técnico, Pedro Munitis. Me he enterado de que le gusta ser muy exigente y eso es justo lo que a mí me motiva. Creo siempre que en la exigencia y la perseverancia se esconde el éxito».

Una de las personas que ha sido determinante también para que Willy eligiera ir a Lugo y no a otro lugar ha sido un viejo compañero que ya dejó el fútbol, pero que sigue siendo un amigo fiel: Aitor Fernández. El futbolista asturiano coincidió con el de Torremejía en la etapa del Extremadura y ahí forjaron una amistad inquebrantable. Vivieron el ascenso a Segunda, fueron los dos capitanes del equipo y, sus salidas del Extremadura, prácticamente fueron calcadas. Aitor le comunicó a Willy que se marcha a vivir a Lugo junto a su familia. Allí estuvo como jugador en el pasado y es una ciudad que le gusta para residir. Y eso ha influido mucho en la decisión de Willy.

Asegura que está en un momento futbolístico dulce. «Creo que ahora juego con más cabeza. Físicamente, me encuentro muy bien. Pero además ahora sé moverme mejor en el campo. Sé perfectamente cuando hay que correr y cuándo no. Me ha llegado ese punto de madurez con una edad más avanzada, pero en el momento exacto», reconoce. 

Ofertas, desde luego, no le han faltado al extremeño. El Mérida era uno de los principales interesados, pero también tenía ofertas de Ceuta y Recreativo de Huelva. «Y alguna más, pero la verdad es que es una suerte poder decidir pronto».

De lo que no se olvida nunca es de Almendralejo y del Extremadura. «Por supuesto que sigo el proyecto y estoy pendiente de todo lo que ocurre. Me alegra saber que hay un buen proyecto. No voy a decir nada de la afición porque esa afición siempre está ahí. Da igual la categoría».

Willy, a sus 34 años, seguirá en Primera Federación. El CD Extremadura busca una cronoescalada para arriba. ¿Y si se encontraran? «Pues ojalá. Yo siempre tenderé la mano al Extremadura y lo escucharé. Siempre». 

Compartir el artículo

stats