Segunda Federación

Empate de orgullo y coraje del Montijo ante el Talavera

Los rojillos, prácticamente descendidos, salvan un punto a base de casta ante un Talavera gris y muy decepcionante

El Montijo prácticamente se despide en su estadio de la categoría.

El Montijo prácticamente se despide en su estadio de la categoría. / EP

Ficha Técnica

Montijo 1-1 Talavera

Montijo: Alex Dos Santos; Pere, Pedro (Gustavo, m.65), Mauro, Müller, Runy, Darius, Nano (Adri, m.88), Marcos, Yaya, David Calles.

Talavera: Biel Ribas; Morante, Hugo, Fontán, Connor, Julen, Martín (Tass, m.70), Abeledo, Unai, Lolo Pla, Caio (Edu Gallardo, m.61). 

Goles: 0-1 Lolo Pla, min.31; 1-1 Runy, min.76.

Árbitro: Miguel Villa Martín (comité asturiano). Amarillas para los locales Marcos, Pedro Augusto, Yaya; y los visitantes Fontán.

Estadio: Emilio Macarro. Espectadores: 400.

No es matemático, pero a falta de cinco jornadas para el final, el Montijo ha dicho prácticamente adiós a todas sus opciones de permanecer por cuarta vez en Segunda Federación. El empate ante el Talavera, labrado a base de casta, coraje y orgullo, sólo sirve a los montijanos para sentirse orgulloso de su gen competitivo en una temporada muy complicada en todos los aspectos, pero que se trata de tomar como aprendizaje y con filosofía el propio club. Fue un empate ante un rival llamado a estar en puestos de playoff, pero que está haciendo una muy mala segunda vuelta y quedó patente ayer también su debilidad en el estadio Emilio Macarro.

A los puntos, por juego y ocasiones, el Montijo mereció más que el empate. Si alguien estuvo más cerca de la victoria fue el equipo extremeño, al que no le fa para más a nivel cualitativo. 

Comenzó muy bien organizado el equipo de Jesús Acevedo, que fue superior al Talavera durante el primer tiempo. Lo hizo liderado por un jugador diferencial en este Montijo como es Runy. El de Hornachos no sólo lo está demostrando con goles y asistencias, sino con una capacidad tremenda de echarse al equipo a las espaldas y con la profesionalidad de un jugador que sabe que su equipo no llega al objetivo.

Un disparo de Runy despertó al encuentro en el primer cuarto de hora con una buena intervención de Biel Ribas. Acto seguido, Darius tuvo una de las más claras cuando en un mano a mano ante el arquero del Talavera resolvió disparando al larguero y la pelota salió para fuera tras botar en la línea de gol. El mismo jugador rumano tendría minustos más tarde otra gran ocasión que atraparía Biel Ribas. 

El Talavera, además de mostrarse superado, no se amoldaba a las directrices del partido, pero encontró petróleo cuando menos lo merecía. Un buen centro de Martín Lapeña lo debió haber atrapado sin problemas Dos Santos, pero al portero del Montijo se le escapó la bola y Lolo Pla, que pasaba por allí, marcó a placer el 0-1 para el Talavera. 

Pese al varapalo, el Montijo pudo reaccionar y rozó el empate con disparos de Nano y Darius que volvieron a toparse con un acertado Biel Ribas. 

Todo quedó para la segunda parte, donde es esperaba a un Talavera experimentado que dominaría los tiempos del partido. Pero se confió en exceso el equipo manchego y lo pagó caro. Fue Runy, en un libre directo excepcional, el que puso el empate con un golazo de bandera que premiaba su partido y a su equipo.

Lo pudo ganar el Montijo en los minutos finales con un disparo de Runy rozando el palo. Y lo pudo perder con un disparo de Lolo Pla que despejó milagrosamente Dos Santos. Las tablas no contentaron a nadie. El Talavera se aleja del playoff y el Montijo está casi descendido. 

Suscríbete para seguir leyendo