Fútbol. Primera Federación

Sergi Guilló no le pone límites a su Mérida

El nuevo técnico romano asegura que le gustan los retos

"Nos ha gustado cómo plantea los partidos, recuperando el balón de una manera muy rápida", dice el director general del club

Dani Soler,  Alejandro Pérez y Sergi Guilló.

Dani Soler, Alejandro Pérez y Sergi Guilló. / MÉRIDA AD

En la sala de prensa del estadio Romano José Fouto ha tenido lugar el acto de presentación de Sergi Guilló como nuevo entrenador emeritense para la próxima temporada junto con Dani Soler como su ayudante.

Además de los agradecimientos típicos que suele haber en estos actos, el director general, Alejandro Pérez, explicó los motivos por los que han elegido al joven técnico ilicitano: “Ha trabajado en las categorías inferiores de Elche y Real Murcia, y para nosotros es muy importante tener esa formación y esa metodología”. Reconocía que la evolución del Orihuela, equipo del que procede, en la segunda vuelta, cuando cogió las riendas, “nos llamó muchísimo la atención”. En relación con la forma de jugar de su equipo, “nos ha gustado cómo plantea los partidos, recuperando el balón de una manera muy rápida, partiendo de una solidez defensiva, sufriendo cuando no tiene el balón y valorando esas transiciones que tanto gustan en el Romano”. Además de todo esto, se adapta a la perfección al perfil que buscaba la entidad, tal y como indicaba el propio Pérez: “Clave principal, la edad, buscábamos este perfil joven, con hambre y con ambición, que nos ayude a evolucionar la cultura de club que nosotros queremos. Queremos premiar el riesgo y no penalizarlo”.

Una decisión bastante clara

El directivo reconocía que “la decisión la teníamos bastante clara”, sin embargo, como el Orihuela llegó hasta la final del playoff de ascenso a Primera Federación, ambas partes acordaron retomar los contactos una vez que acabara la temporada.

Con relación al resto del cuerpo técnico que estuvo con David Rocha, todos se mantienen en la entidad.

Por su parte, Sergi Guilló se mostraba “muy ilusionado porque vengo a un club que sé la historia que tiene, sé lo que la ciudad y la afición piensa de este equipo y lo que lo apoyan”.

Reconoce el técnico que “no he tenido que dudar mucho. Fue más duro despedirme de una ciudad que había apostado por mi como Orihuela, pero cuando decido salir, sí que no tengo ninguna duda y sabía que al sitio al que tenía que venir era este, por la historia, el proyecto, el interés en mí, porque quiere hacer las cosas bien y tienen una forma de trabajar distinta a los demás, y soy una persona a la que le gusta muchos los retos. Me familiarizo con esas ganas de progresar, creo que he venido al sitio idóneo”.

Dani Soler y Sergi Guilló.

Dani Soler y Sergi Guilló. / AD Mérida

Si hubiera conseguido el ascenso con el cuadro oriolano “no sé si hubiera venido, pero sí sé que el proyecto del Mérida está por encima de otros equipos de la categoría”.

El objetivo, dar un paso adelante

Al preguntársele por el objetivo que se marca en la temporada, Guilló contestó de una manera tajante: “el objetivo es dar un paso adelante, no me pongo límites, para muestra el año pasado, que cogí al equipo en descenso y fuimos partido a partido. No voy a decir un objetivo claro de ascender ni quedar primero ni playoff ni salvarse, eso nos lo va a decir elpartido a partido”, aunque su deseo es no sufrir como el año pasado “y eso que se hizo una segunda vuelta espectacular, pero intentaremos tener más tranquilidad y, a partir de ahí, crecer para acercarnos a posiciones más altas.

El nivel de los jugadores, la plantilla y los resultados, nos dirá dónde vamos a acabar”.

Sobre el proyecto que le ha ofrecido el Mérida, el nuevo preparador romano reconocía saber que “vengo a un club que tiene un proyecto con las cosas muy claras, yo me alineo en muchas de esas cosas, son situaciones donde yo los primeros días me tendré que amoldar porque es una forma de trabajar que se acerca mucho más a la élite. Estoy preparado, tengo ganas, muchas veces el entrenador también aprende. Tengo muy claro que estoy en el sitio idóneo”.

La circunstancia de que a sus dos predecesores no les sirviera conseguir el objetivo deportivo para continuar en el banquillo da lugar a que el ilicitano indique que sabe que “solo no vale con rendir bien, hay que mostrar un buen fútbol, con un equipo protagonista, y que a la afición la tengas enganchada. Vengo de conseguirlo y vengo con el reto de conseguirlo aquí también”.

Para el tema de los fichajes, “doy mi opinión, pero no soy el que manda, yo me centro en otras cosas, aunque sé cómo trabajan y sé que van a venir jugadores con lamisma hambre que tengo yo y eso va a ser muy bueno”.

Los contactos con el presidente

El nuevo entrenador ya ha hablado “varias veces” con Mark Heffernan, con Alejandro Pérez como traductor, “así que es un reto que también me pongo”. Sobre el propietario del club explicaba que “es un loco de fútbol, hablas de fútbol de verdad con él, es una persona que está muy puesta en este mundo, muy conocedor de las categorías en España, conoce infinidad de jugadores, puedes estar horas hablando porque se nota que controla de jugadores y de tácticas, es muy enriquecedor”.

Nada más llegar, se ha encontrado con la salida de Chuma, pero “cuando un equipo viene y paga la cláusula, poco se puede hacer. Me hubiera gustado tener a Chuma, pero ojalá vengan muchos más Chumas que den un buen rendimiento y que luego repercuta en dinero para el club”. Del caso del delantero andaluz también se le preguntó al director general, quien no quiso indicar cuál había sido el montante de la operación: “trastoca la planificación deportiva, pero han venido, han abonado la clausula de rescisión y poco se puede hacer”. A pesar de no poder contar con el futbolista, Pérez se mostraba contento en la parte económica porque es “el traspaso más grande de los últimos diez años. Este es nuestro objetivo, y le tenemos que dar las gracias a Chuma: nos ha dado rendimiento, como persona es un diez y desearle lo mejor”. Algunas informaciones hablan de que la operación podría rondar los 90.000 euros.

Suscríbete para seguir leyendo