Fútbol. 'Play-off' ascenso a Tercera División

Al Gévora siempre le sale cruz

Tras caer ante el Puebla este domingo, el sueño del cuadro verdinegro de llegar a Tercera Federación se esfumó por quinta vez de forma consecutiva en el ‘play-off’ para subir de categoría

Aficionados reciben al Gévora en la localidad pacense para animarles tras la derrota.

Aficionados reciben al Gévora en la localidad pacense para animarles tras la derrota. / CD Gévora

Luis Rollano

La historia reciente del Gévora está marcada por la crueldad. Por un sueño del que siempre se acaba despertando de forma amarga. Este domingo se ha vivido el último episodio en Puebla de la Calzada, dónde el conjunto de la pedanía pacense rozó una remontada histórica, pero se quedó a medias y le tocó ver, una vez más, cómo era el equipo rival el que festejaba. Y es que ya son cinco las veces en las que se esfuma el ascenso a Tercera. Un objetivo que hace pocos años parecía una quimera y que, a base de esfuerzo e ilusión, se ha convertido en una meta que mueve a la fiel masa verdinegra.

 Y es que es complicado elegir cuál de los cinco intentos ha vivido un final más doloroso. El primero de ellos fue en verano de 2020. Tras un ‘play-off’ exprés en el que se colaron tras la suspensión de la liga a causa de la pandemia, el Gévora se vio en el último peldaño por el ascenso. Pero allí estaba el Chinato, que se encargó de cercenar en la final este primer intento del equipo pedáneo.

 En el siguiente curso, la desolación llegó por partida doble. En un atípico año de reestructuración por la covid, el equipo de Martín Fernández se proclamó campeón de su grupo en la segunda fase, lo que le llevó a una ronda directa por el ascenso. Allí se vio las caras con un Villafranca con un plantel de superior categoría que sólo pudo eliminarles en la tanda de penaltis tras un vibrante partido en el Príncipe Felipe que finalizó sin goles. El Gévora tampoco pudo aprovechar la segunda oportunidad de subir y cayó ante el Guareña de forma clara en la siguiente eliminatoria.

Pero quizás el mayor de los mazazos llegó en la primavera de 2022, cuando ya se veían jugando en Tercera División tras vencer al Montehermoso por cuatro tantos a cero y sufrir en la vuelta una remontada cruel. Ya en 2023, el Gévora no pudo superar a un Amanecer que les superó tanto en la ida como en la vuelta.

En este largo‘play-off’ de cuatro rondas el Gévora había eliminado al Hernán Cortés en la primera ronda, al Campanario en la segunda y al Chinato en la tercera. Ahora le queda el consuelo de buscar este miércoles la final de la Copa de Extremadura ante el Santa Amalia este miércoles en Solana. Si logran pasar, se medirán en un derbi pacense al Fútbol Playa Badajoz.