Entrevista | César Castro Nadador

César Castro: "No descarto prepararme para Los Ángeles 2028"

César, esperando al inicio de una prueba.

César, esperando al inicio de una prueba. / Cedida por César Castro

José María Ortiz

José María Ortiz

Sereno, ilusionado y ambicioso. También sin ambages ni pelos en la lengua. El placentino César Castro Valle (31 de mayo de 1999) no ve la hora de su debut en unos Juegos Olímpicos. Lo va a hacer en Paris este verano después de dos frustrados intentos por culpa de las lesiones. Esta vez, el extremeño va con todo, pese a sus imponderables físicos en una carrera que puede que se alargue en el tiempo. Aquí, el deportista del CN Terrassa y estudiante de Mákerting y Dirección Comercial en la UCAM de Murcia no rehúye pregunta alguna, reclamando más ayuda para el deporte regional. Estará en los relevos 4x100 y 4x200, libres pero no competirá en individuales.

¿Con qué grado de moral encara lo que serán sus primeros Juegos Olímpicos?

Con muchas ansias y ganas. Después de todo lo que hemos esperado, es un momento muy bueno. Además, tengo un grado de madurez bastante grande. Queremos intentar verlo en el sentido de que es cuando mejor estoy para dar mi mejor versión y resultados. Tengo mucho optimismo e ilusión de competir y con ganas de que sea ya.

Después de tantas dificultades que ha tenido, ¿con participar le basta?

A ver. Participar en unos Juegos Olímpicos ya es un resultado muy grande, al que aspiran la mayoría de los deportistas, pero no hay que quedarse solamente en eso. Creo que tenemos buen equipo, en muy buena forma casi todos y por eso hay que sacar nuestra mejor versión, a ver dónde nos lleva. Básicamente hay que luchar por las finales, que es el objetivo más marcado que tenemos y, una vez que estemos dentro, ver qué es lo que pasa.

Tiene el ‘regustillo’ de no haber podido finalmente estar en los 200 libres individuales…

Sí. Estoy en muy buena versión, tengo bastante más margen que lo que he dado hasta ahora en campeonatos de España y eso me hubiera permitido competir y avanzar fases en la prueba individual. Por lo tanto es algo con lo que me quedo un poco con mal sabor de boca, pero pasamos página, seguimos enfocados en los relevos, que es donde podemos sacar los mejores resultados, para centrarnos en esto solamente.

Sin lesiones, ¿hasta dónde hubiera llegado en los dos Juegos anteriores?

Es ésta una pregunta muy enrevesada. Nunca me intento plantear qué hubiera pasado porque al final no podemos verlo, pero posiblemente no hubiera estado en estos Juegos. Al final en uno clasificado, otro casi que a medias… se podría decir que no sé si hubiera seguido compitiendo durante tanto tiempo como para llegar a los terceros Juegos. Para empezar no sé si hubiera estado nadando ni 200 ni 100 libres, que son pruebas contrarias a lo que preparaba entonces. Nunca se hubiera sabido. Todo apuntaba a que mis resultados en esas pruebas hubieran sido mucho más exitosos a nivel internacional, pero... Pues sí, pero hablar por hablar y decir que ‘si es que, si es que’ no tiene mucho sentido.

Cuando ve a Hugo González, con el que fue otro niño prodigo de la natación española y hasta dónde ha llegado a nivel mundial, ¿qué siente?

Mucho orgullo por su parte y por la mía porque al final hemos compartido desde bien pequeños todas las competiciones. Hemos estado ahora dos semanas en Andorra de concentración durmiendo juntos y seguimos compartiendo vivencias. Sus éxitos me los tomo casi como personales. Yo creo que alguna sorpresita que otra traerá estos Juegos… y por fin vamos a tener alguna medalla.

¿Y él que dice de César Castro?

Está también orgulloso y contento de que por fin, después de todo lo trabajado, al fin nos salga todo. Sabe toda mi historia de primera mano, ha estado en todos los momentos. Tenía muchas ganas de compartir unos Juegos conmigo, está claro.

¿Hasta cuándo va a prolongar su carrera?

No descarto nada, ni siquiera preparar Los Ángeles 2028. Todo depende de muchos factores, entre ellos que no me sigan dando problemas las lesiones. Este verano me opero otra vez del hombro. A ver cómo rehabilito y cómo va todo. Con 25 años estoy en mi mejor estado de forma. Con 28-29 también podría estar a gran nivel. Todo se irá viendo, a ver cómo vamos avanzando… si tenemos ayuda para poder seguir practicando deporte y no tenemos que dejarlo. Hay que ver también si yo internamente tengo ganas de seguir luchando. El tiempo al final lo pondrá todo en su sitio.

¿Quién ha influido más en que su trayectoria como deportista de élite se prolongue tanto, siendo nadador?

Cuando acabé el último Campeonato de España escribí un mensaje hacia gente a la que tengo aprecio y que me ha ayudado mucho en el camino. Todos ellos lo saben. Tampoco me puedo poner a escribir para todos y cada uno individualizándolo: amigos, staff que se ha volcado continuamente en mi trabajo; gente cercana que no era staff pero que ha estado ahí… tengo a mucha gente, no me puedo poner a nombrar.

¿Cómo ve el estado de salud del deporte extremeño?

A nivel natación, que es lo que tengo más cerca, está un poquitín estancado. No sé si es por lo de los chavales, que no quieren esforzarse tanto, que al final hace falta referencias… yo el año que viene tengo pensado bajar a Extremadura para competir para que al final los jóvenes vean cuál es el nivel internacional y nacional y aspiren a ello no quedándose con lo de casa solo. Está claro que siguen haciendo falta más ayudas, me imagino que como en el resto de deportes. La mayoría estamos fuera de la región porque falta invertir más en deporte. Estamos en centros de alto rendimiento. En atletismo, cierto, estamos bien posicionados: Álvaro (Martín) lo está reventando en marcha, hay otros chavales que están ahí… al final somos siete los que vamos a París. Para una región que no tiene tantos recursos como catalanes, madrileños y otras ni tanta población, está bien. Hay mucho talento en Extremadura, pero lo que falta es potenciar y poner recursos.

César Castro, lanzándose a la piscina en una competición.

César Castro, lanzándose a la piscina en una competición. / Cedida por César Castro

¿A nivel ayuda institucional, cómo se encuentra ahora César Castro?

Esto lo he estado hablando últimamente con Hugo González: están saliendo ayudas, pero no te permiten ser un deportista profesional. Te quieres convencer de ello, pero no eres profesional para nada. En estudios tienes que tener una doble carrera para asegurarte el futuro. Al final, sí: tenemos ayudas y se agradece todo lo que llegue, pero obviamente se necesita bastante más si se quiere hacer a los deportistas profesionales. No es compararnos con los futbolistas, pero si te quieres dedicar plenamente a ello y sacar el máximo rendimiento, no puedes andar de si a ver si encuentro el ‘pisillo’ más barato, a ver si puedo apurar para el viaje a tal competición o simplemente mirar el carro de la compra. Creo que tienes que comprar la mejor comida, la mejor suplementación, tener los mejores recursos. Todo esto es bastante caro, y si además no te queda nada para tu vida personal, tus ahorros y tu futuro… Se agradece mucho las ayudas y en Extremadura lo hacen bastante, aunque las becas estén un poco paradas. Hace falta mucha más inversión en el deporte y valorar mucho más.

¿Qué le parecería que le patrocinara una multitinacional o una empresa minera, por ejemplo?

Ahora mismo estoy estudiando Márketing y Dirección Comercial e intento visualizarlo un poco a ver qué sería mejor. Si no se puede llegar a tanto por el motivo que sea, qué le vamos a hacer. Pero en Italia tienen un sistema que va muy bien. Si eres miembro del equipo nacional absoluto tú entras, y eres de un cuerpo más del Estado: ya sea carabinieri, ejército o bombero y el día que acabes ya te puedes dedicar a eso también. Mientras estés haciendo deporte tú eres un trabajador más del Estado representando a tu país. Esto en España no lo han querido hacer, pero ya sabemos que en nuestro país los políticos no van muy allá. La manera de subvencionar el deporte podía ser esa. También que empresas privadas utilicen a los deportistas como imagen y de cara al público aportemos esos valores. Igualmente que en el día de mañana te puedan contratar sabiendo que somos gente cualificada también a nivel de valores o de ética y rendimiento. Vamos un paso por encima de la media de la población y eso se puede aprovechar. Que una empresa grande apueste por ti durante tu carrera y te dé ‘buena guita’ no estaría nada mal. Incluso al final yo creo que los deportistas se pueden involucrar más en ciertas empresas con responsabilidad social corporativa a través de las marcas.

Precisamente, ¿qué quiere ser de ‘mayor’?

No sé si emprenderé, si me dedicaré al mundo del motor, que me apasiona bastante. Con la mi carrera, que estudio en la UCAM de Murcia, tengo bastantes salidas. Ya se irá viendo. Primero hay que ver hasta dónde llega mi carrera deportiva y ya veremos después.

Suscríbete para seguir leyendo