El ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, apeló a la «responsabilidad colectiva» para pedir la aprobación del real decreto para evitar el colapso de los juzgados cuando se levante el estado de alarma, porque considera que su convalidación «es crucial» para la vuelta a la actividad normal de los juzgados, pero también para «contribuir a la recuperación del país». Finalmente fue aprobado con los votos de ERC, PNV y de algunos grupos minoritarios. Tanto los republicanos catalanes como los nacionalistas vascos condicionaron su apoyo a que se tramite como proyecto de ley para poder modificarlo. En cambio, el Gobierno sí que obtuvo el aval de Ciudadanos en la convalidación del decreto ley que incluye cambios en los pagos fraccionados del Impuesto de Sociedades y en el IVA a productos sanitarios. El PP votó en contra por tratarse de una norma que modifica la ley orgánica del poder judicial sin tener el mismo rango, extremo que el ministro cuestionó recordando cómo también lo intentó el Gobierno de Mariano Rajoy. El decreto propone potenciar juicios telemáticos, turnos de mañana y tarde, facilitar la disposición de planes de pensión de autónomos o el régimen de visitas de menores. ÁNGELES VÁZQUEZ