La parálisis en la entrega de la vacuna de Janssen a los países de la UE, tras seis casos de trombos en siete millones de dosis inoculadas en EEUU, no cambia las previsiones del Gobierno. Los expertos consideran que si este parón solo dura unos días, no habría mayor problema. Pero si se alarga más, correrá peligro el objetivo de inmunizar al 70% de la población española en agosto. Pedro Sánchezsin embargo, ha asegurado este miércoles en el Congreso, durante su comparecencia para dar cuenta del estado de alarma y el plan de recuperación motivado por los 140.000 millones de fondos europeos que recibirá España, que este tropiezo en la vacunación no altera el esquema trazado por el Ejecutivo. El calendario se mantiene. 

Sánchez, de hecho, ni siquiera se ha referido a la vacuna de Janssen, que el día anterior anunció que detenía la entrega de las vacunas ante los problemas detectados en EEUU. Pero ha dejado claro que los hitos sobre la vacunación que anunció la semana pasada permanecen inalterables. Entre abril y junio España recibirá 38 millones de dosis. Una vez la Agencia Europea del Medicamento (EMA) apruebe la vacuna de Curevac, entre junio y septiembre llegarán al país 48 millones de dosis, lo que supone 87 millones entre abril y septiembre. A finales de agosto, ha vuelto a insistir el presidente del Gobierno, habrá 33 millones de vacunados.

Aun así, a pesar de reiterar que los objetivos se mantienen, ha dicho: “La estrategia de vacunación no es un procedimiento cerrado, tiene que ser vivo. Hay escenarios cambiantes. La estrategia es abierta. Nuestro objetivo es vacunar con absoluta seguridad”. En una de las intervenciones en el debate, el jefe de la oposición, Pablo Casado, ha propuesto al presidente que, ante tantos problemas con algunos antídotos, ambos se vacunen "para dar ejemplo".

Sánchez ve a Casado "inquieto" e "impaciente" por entrar en la campaña de Madrid Agencia ATLAS | Foto: EFE

Sánchez, que también ha anunciado que la moratoria de alquiler y la prohibición de desahucios se prorrogarán tres meses (hasta principios de agosto), ha vuelto a insistir en que no tiene intención de prorrogar el estado de alarma, que expira el próximo 9 de mayo. Varias comunidades y casi toda la oposición defienden una prórroga del periodo excepcional, o al menos la aprobación de una alternativa legal para hacer frente a la pandemia tras esa fecha. Pero el presidente no ha dado muestras de contemplarlo.

“Queda un mes para que finalice el estado de alarma. A partir de ahí el éxito va a depender de la unidad de todos. La intención es no prorrogar. Cada decisión ha estado alineada con el saber de los expertos y la ciencia. Y así va a seguir siendo”, ha concluido durante su primera intervención. 

Estas palabras no han sido bien acogidas por los socios tradicionales del Ejecutivo. “¿Qué prisa hay en anunciar que no se prorroga? Sin el estado de alarma, las comunidades no tienen herramientas para limitar la movilidad”, le ha dicho el portavoz del PNV, Aitor Esteban. "Otra vez tarde, otra vez improvisando", le ha reprochado Mertxe Aizpurua, de EH Bildu, antes de acusarle de usar la alarma y las restricciones "como arma electoral para ganar unos votos en Madrid". Más País, Compromís y el PDECat han criticado de forma similar al presidente. También Cs. “¿Le importaría decirle a los españoles qué tiene intención de hacer el 9 de mayo?”, le ha preguntado Inés Arrimadas. 

Bronca en el Congreso por el fin del estado de alarma Agencia ATLAS | Foto: EFE

Te puede interesar:

Pero Sánchez, en la réplica, no se ha movido de su negativa a la prórroga. A Esteban, el presidente le ha dicho que las “comunidades tienen herramientas suficientes en este estadio de la pandemia”. En principio, sin el estado de alarma, las autonomías no podrían aplicar el toque de queda ni los cierres perimetrales, pero sí los cierres de la restauración y los comercios. 

Ante el resto de aliados del Gobierno, que habían hecho hincapié en la conveniencia de aprobar normas para cuando decaiga el mecanismo excepcional, el líder socialista ha insistido en el mismo mensaje del día anterior: la vacunación hará innecesarias las nuevas normas y si se requieren más restricciones en todo el Estado se podrían aprobar a través de los acuerdos del Consejo Interterritorial, que reúne al Ejecutivo y los territorios. “¿Cuál es la alternativa al estado de alarma? Es un plan de vacunación que se ha intensificado, en primer lugar. Y en segundo lugar, la cogobernanza sin el estado de alarma”, ha explicado el presidente.