Agroseguro ha confirmado la gravedad de los efectos que causaron sobre el campo las heladas registradas durante el puente de San José, en concreto desde el jueves, 18 de marzo, cuando las temperaturas iniciaron un brusco descenso -acentuado durante la noche-, que se mantuvieron bajas hasta el martes 23. Los partes de siniestro recibidos por esta entidad suman una superficie cercana a las 38.000 hectáreas aseguradas, repartidas entre más de 31.100 parcelas. En su mayoría se trata, según precisó Agroseguro en un comunicado, de cultivos de frutales, almendro y uva de vino. La estimación de indemnizaciones alcanza los 55 millones de euros en todo el país.

En Extremadura, según las estimaciones de esta agrupación de aseguradoras, las hectáreas salvaguardadas que han sufrido desperfectos sobrepasan las 4.000. Uva para vinificación, albaricoque y ciruela, son los cultivos que han sufrido más daños en Badajoz, aunque en esta provincia las heladas han tenido además un impacto negativo sobre las plantaciones de almendro, que también ha sido la principal producción siniestrada en Cáceres.

«Una vez comenzaron a llegar las primeras declaraciones de siniestro, se iniciaron las visitas a las parcelas afectadas por parte de los peritos. En este momento, más de un centenar de profesionales trabajan en la valoración de los daños con el objetivo de agilizar las tasaciones y, por tanto, el pago de las indemnizaciones que correspondan en cada caso», se esgrime en la mencionada nota, en la que se precisa también que «las heladas que se producen una vez iniciada la primavera son especialmente dañinas para los cultivos, y se han convertido casi en una constante de los últimos años».