Kiosco

El Periódico Extremadura

EL VALOR DE LAS EXPORTACIONES SE TRIPLICA ESTE AÑO RESPECTO AL DE 2021

Las ventas de aceite extremeño duplican ya las de toda la campaña anterior

El mercado está absorbiendo a un buen ritmo y con elevados precios la producción récord de la región. Las existencias que quedan en las bodegas de las almazaras suponen poco más de un 10% del total

Las ventas de aceite extremeño duplican ya las de toda la campaña anterior Las exportaciones agroalimentarias crecen un 6,4% en el primer semestre y rozan los 7.000M€

Si la campaña de producción de aceite de oliva 2021-22 ha sido de récord en Extremadura, con un total que se ha acercado a las 104.000 toneladas, también lo está siendo el ritmo al que las almazaras lo están vendiendo. A 30 de junio pasado, las salidas de aceite de oliva extremeño al mercado se situaban en 92.765 toneladas (81.469 correspondientes a las industrias situadas en la provincia de Badajoz y 11.296 a las de la de Cáceres), una cifra que prácticamente duplica la de la campaña 2020-21, cuando fueron 47.800 toneladas hasta septiembre.

De esta forma, según la información facilitada por la Agencia de Información y Control Alimentarios (AICA), organismo autónomo adscrito al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, en las almazaras extremeñas apenas quedan por vender 14.187 toneladas, algo más de un 10% de la producción de esta campaña, que se inició con 2.234 toneladas de existencias.

Estos datos de ventas se están registrando, además, con unos elevados precios en origen, que se mantienen estables en torno a los 3,5 euros por kilo de media. Un nivel que queda por encima de los costes de producción en el olivar tradicional.

En todo el país, las bodegas de almazaras y cooperativas están dando salida a su producción también de una forma acelerada. Según se destaca desde la Unión de Pequeños Agricultores (UPA), las 152.000 toneladas (incluyendo importaciones) comercializadas el mes pasado suponen el mejor dato en junio de toda la serie histórica

Alfonso Montaño, oleólogo e investigador del Centro Tecnológico Agroalimentario Extremadura (CTAEX), precisa que lo «normal» es que a estas alturas del año el mercado estuviese más «parado» a la espera de que en octubre empezara a salir aceite procedente de la nueva cosecha tanto de España como de Portugal. Sin embargo, las sucesivas olas de calor que se han venido registrando en los últimos tres meses «y la sequía que arrastramos» hacen prever que la próxima será una mala cosecha, por lo que las envasadoras «tratan de asegurarse el suministro» de cara al segundo semestre del año. En el caso de la región, estima que la cosecha venidera podrá moverse entre «las 50.000 y las 55.000 toneladas». 

Que se anticipe una mala cosecha explica también en parte que los precios se mantengan altos y que por el aceite de oliva lampante (el que necesita refinado) se esté pagando a día de hoy aproximadamente lo mismo que en octubre por el virgen extra. Pero es que, además, un escenario en el que los costes de la energía no paran de encarecerse tampoco da pie a pensar que los precios puedan bajar en un futuro próximo, apunta este experto.

«Aunque todavía es pronto, las perspectivas de producción de cosecha de aceite de oliva no son buenas por la situación estructural de sequía que estamos padeciendo, las restricciones en el regadío y por los continuados golpes de calor que estamos registrando, con temperaturas superiores a los 40 grados», coincide el responsable de la Sectorial de Olivar y Aceite de UPA, Cristóbal Cano. En cualquier caso, Cano se muestra satisfecho por la respuesta de los consumidores a pesar del aumento de los precios en destino. «Llevamos nueve meses de campaña de comercialización y estamos muy cerca de alcanzar la cifra de aceite producido», remarca. 

Si en España se han elaborado desde octubre 1.487.381 toneladas de aceite de oliva, ya se llevan comercializadas más de 1.232.000, «a una media mensual de 139.000 toneladas, lo que nos hace prever que, de seguir esta línea, al finalizar la campaña dentro de tres meses, se podrían haber vendido más de 1.600.000 toneladas», augura.

Exportaciones

Los datos de exportaciones son reflejo también de la buena marcha de las ventas de aceite extremeño. Hasta abril, el valor de los envíos al exterior de este producto superan los 42 millones de euros, el triple que en el mismo periodo de 2021 y una cifra muy similar al agregado de los tres ejercicios anteriores durante este cuatrimestre.

Italia, con envíos por valor de 33,8 millones de euros, fue el principal destino de la producción extremeña, por delante de Portugal (5,9 millones) y Francia (1.5 millones de euros).

Compartir el artículo

stats