Los interinos que finalmente obtengan plaza este año se incorporarán a las aulas hasta doce días más tarde que otros años. Así lo estiman los sindicatos educativos, pendientes de que se publiquen las adjudicaciones de vacantes para los interinos y conocer al detalle las plantillas de los centros educativos este curso.

La gestión de los recortes en la enseñanza, los exámenes de septiembre en Secundaria y el ahorro que supone incorporar a los docentes días más tarde, son algunos de los argumentos de los agentes educativos para estimar este retraso. CSI-F prevé que entre cuatro y seis días más tarde de lo habitual llegarán a las aulas los interinos de Secundaria y entre doce y catorce días después lo harán los maestros de Primaria, que podrían incorporarse dos días antes del inicio del curso, el próximo 14 de septiembre --para Primaria y Secundaria--.

Desde ANPE y UGT consideran que se busca ahorrar el salario de estos días y también horas de trabajo de los docentes para que no acumulen más de 280 días laborales durante el curso y no haya que pagarles los meses del próximo verano, tal y como establece el decreto de racionalización del gasto educativo aprobado por la Junta. "Esa medida era válida para este verano pasado, para el próximo aún no se sabe que podría pasar", matiza CSIF, aunque así se podría curar en salud, según el resto de agentes sindicales. "Lo que está claro es que afectará a la planificación académica". Por su parte, PIDE más que sospechar un ahorro económico, argumenta que puede deberse por el retraso en la publicación de las vacantes, puesto que "se acordó que el derecho de cobrar el verano o no sería negociado una vez que comenzara el curso escolar".

Mientras llega el inicio del curso, los sindicatos "estamos encogidos" esperando a que salgan las vacantes definitivas para los interinos y poder cuantificar el recorte del profesorado para este curso y si finalmente se queda en los 400 anunciados. "De momento, sin saber nada aún de interinos, ya hemos contabilizado que se han perdido 150 puestos en la enseñanza pública tras conocer las adjudicaciones de destinos. Más lo que tiene que venir ahora", precisa CSIF. Antes de sacar las vacantes, la Junta debe establecer los liberados sindicales en educación, que este curso fueron 64.