Más plurilingüismo en las aulas y más tecnologías de la información para lograr la excelencia educativa. Son los principales propósitos del nuevo año para la consejería que dirige Trinidad Nogales, que se intentará conseguir con un nuevo plan para activar el uso de las TIC, llamado Comunidad Educativa 2.0, que supone la renovación de las aulas informáticas obsoletas, la inclusión del libro digital o la instalación de Aulas TIC no solo en colegios e institutos, sino también en escuelas de idiomas, centros de educación de adultos o aulas hospitalarias.

Para el primer reto, la consejería aumentará las secciones bilingües en los centros y, para racionalizar el gasto público, modificará el sistema de estancias formativas e inmersiones lingüísticas de alumnado y profesorado. A partir del 2013 estas estancias se realizarán en la propia comunidad con docente nativos, sin necesidad de viajar al extranjero. "Así, se multiplicará el número de personas que recibirán una formación idiomática de calidad además de fomentar el uso de distintas infraestructuras de la región".

A esto contribuirán las nuevas sedes de la red de Escuelas Oficiales de Idiomas, sin dejar de apoyar la Formación Profesional, en este caso dual que se ha estrenado este año y en el que la empresa se implica en el proceso formativo, y la educación de adultos. Mirando a la Uex, el reto pasa por avanzar la futura ley de financiación universitaria, tan demandada desde la institución desde hace años.

En el otro ámbito de esta consejería, la cultura, la apuesta para el año venidero es impulsar un eje estratégico junto a Comercio y Turismo para multiplicar la repercusión de los proyectos culturales que se realizan en Extremadura. "De este modo la Cultura no sólo se limita a cumplir esa función creativa sino que también tiene una dimensión económica y social".

RECORTES "RACIONALES" Estos nuevos objetivos se marcan tras más de un año y medio de gobierno en el que los recortes educativos, marcados por el Real Decreto Ley de Medidas de Urgentes para racionalización del gasto público, han tenido un gran protagonismo. Recortes que se han realizando atendiendo a la calidad educativa, según Nogales, "ya que esa es una prioridad para el Gobierno de Extremadura, que ha hecho uso del margen de flexibilidad que contemplaba esta normativa de obligado cumplimiento adaptándola a la realidad social y geográfica de la región", destaca.

"La ratio profesor-alumno no ha aumentado en los centros, las tasas universitarias no se han incrementado en primeras matrículas y en el resto se han acogido a los mínimos permitidos y el impacto sobre el número de interinos afectados ha sido escaso", insiste la consejería. Entre las novedades puestas en marcha por la consejería, el traslado de junio a septiembre de los exámenes de recuperación en la ESO y la participación por primera vez en el Informe PISA. "Los resultados se conocerán en 2013 y confiamos en que esta evaluación externa contribuya a mejorar el sistema educativo".

En el ámbito cultural, la consejería ha primado, en el año que nos deja, "la apuesta por la internacionalización, la calidad así como la racionalización en el gasto y el control en la gestión". En este sentido la actuación del Gobierno de Extremadura sobre el Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida, que arrastraba una deuda superior a 3,5 millones de euros, "indica el esfuerzo realizado por recuperar una bandera de la cultura extremeña" que en su última edición incrementó el número de espectadores un 26,5% y reportó al consorcio que lo gestiona 340.000 euros. "El ejemplo del Festival de Mérida avala que la cultura no supone solo un enriquecimiento interior y personal, sino que también es una fuente generadora de empleo y dinamización social".