El Gobierno de Extremadura facilitará el acceso a los centros de educación infantil mediante una ayuda que cubra los gastos de escolarización de los niños de 0 a 3 años por medio de una deducción en el tramo autonómico del IPRF por el 10% de las cuotas satisfechas, hasta un máximo de 220 euros, para contribuyentes con renta igual o inferior a los 24.000 euros.

Este es una de las medidas aprobadas hoy en el Consejo de Gobierno extraordinario que se celebra en Plasencia y que ha explicado en rueda de prensa el presidente extremeño, José Antonio Monago.

La deducción se aplicará a las cuotas correspondientes a los centros infantiles de titularidad públicas (tanto en Administración autonómica -en régimen de gestión directa o cedida- como de los ayuntamientos) y a las escuelas infantiles privadas que se encuentren registradas en la Consejería de Educación.

Esta rebaja fiscal beneficiará no solo a las familias en las que ambos cónyuges se encuentren trabajando, sino también a aquellas en las que alguno o ambos cónyuges estén buscando empleo o a familias monoparentales en las que el único progenitor tiene o busca trabajo.