En la localidad cacereña de Madrigalejo el seguimiento fue tan dispar como en el resto de municipios de la comunidad autónoma. Según los datos obtenidos ayer por este diario, el seguimiento entre los docentes que imparten clase en el colegio público Fernando el Católico fue mínimo, ya que únicamente uno de los 15 maestros decidió secundar la huelga general. En cuanto al alumnado, no fueron a clase 32 de los 140 estudiantes con que cuenta el centro educativo.