Les falta apenas una décima para alcanzar la perfección pero tienen abiertas de par en par las puertas de cualquier universidad, aunque ellos ya tienen más o menos claro su futuro. Son Gisela, Marcos, Beatriz y Carlos, los cuatro extremeños con mejor nota final tras Selectividad aunque ninguno se esperaba tal distinción.

"Me desperté a las siete de la mañana para ver la nota y tuve que mirar varias veces la página porque no me creía que hubiera sacado diez en todos los exámenes", cuenta Gisela Hernández González, con una calificación final de 13,93 sobre 14 puntos. Tiene un 10 en las pruebas de acceso a la universidad y un 9,88 de media en Bachillerato (no logró el 10 porque en 1º de Bachillerato tuvo un 9 en Educación Física y en Informática). "Soy un poco pesimista y esperaba un 12 o así, pero más nota imposible, ni de broma", decía ayer por teléfono aún emocionada y nerviosa por el revuelo. "Ha sido el día más raro de mi vida, no lo voy a olvidar nunca", cuenta esta alumna placentina del Colegio Santísima Trinidad de Plasencia, donde ayer estaban igual de contentos que ella.

Con tal expediente académico no le será difícil conseguir su meta: ser diplomática. "Me encantaría porque me gusta el tema político". Para ello, quiere irse el próximo curso a Madrid, donde nació y pasó los nueve primeros años de su vida, para estudiar Relaciones Internacionales. Apasionada de la música, el cine, la guitarra, salir con sus amigos, pero sobre todo de la lectura --"es de mis cosas favoritas"--, reconoce que se ha esforzado especialmente en este último año de instituto. "Estudiar es la única forma de entender el mundo, abrirte la mente y no ser un borrego", asegura.

"Hay tiempo para todo"

Tan rotundo como Gisela es Marcos Manrique Crespo, el segundo extremeño con mejor puntuación final, un 13,91. "Cuando uno quiere algo tiene que hacer sacrificios, pero siempre hay tiempo para todo. Organizarse y repartir bien el tiempo es fundamental", dice.

También es de Plasencia y pasó varios años por el mismo colegio, aunque ha cursado bachillerato en el IES Valle del Jerte. Su trayectoria es similar, con notas que rozan la perfección, pero su destino muy distinto. El quiere estudiar Biotecnología en Salamanca. "En Extremadura también existe esta carrera pero me han dicho que allí tiene más prestigio y además me pilla cerca de Plasencia". Le gusta la ciencia y la investigación, además de tocar la guitarra, la magia, leer y escribir, y le gustaría verse dentro de unos años trabajando como investigador en algún centro que luche contra el cáncer, "es un objetivo personal que me encantaría conseguir". Espera poder cumplir su sueño cerca de casa.

La tercera mejor nota de Extremadura es compartida. Con un 13,90 Beatriz Ruiz Díaz, de Piornal, y Carlos Gallardo Borrego, de Villafranca de los Barros, tienen pasaporte directo a la carrera de sus sueños. La primera es alumna del IES Virgen del Puerto de Plasencia y tiene claro su futuro: "voy a estudiar Filología Inglesa. Hasta hace un par de años pensé en alguna ingeniería o arquitectura, pero gracias a una profesora del instituto descubrí que me gustan las letras". Paradojas de la vida, ha sacado un 10 en todos los exámenes de Selectividad excepto en inglés donde ha obtenido un 9. Su media de Bachillerato también es de 10. "Sabía que no necesitaba mucha nota para entrar en filología, pero no por eso iba a conformarme".

Apuesta por la Uex

Su secreto es precisamente que no hay secreto. "Estudiar todos los días y ser constante. También tengo que agradecer a los profesores del instituto, que son muy buenos y te ayudan tanto en el plano académico como en el personal. El profesor hace mucho", señala esta alumna que está estos días ayuda a su padre en la recolección de cerezas.

Ella es la única de los que han obtenido una mayor calificación que tiene claro también que quiere vivir su etapa universitaria en Extremadura. "Me gustaría quedarme, si los extremeños no apostamos por nuestra universidad no ayudamos mucho. Y Extremadura es una opción", defiende.

Beatriz toca el piano y le encanta hacer cortos con sus amigos --"me gusta ser la directora"-- y ha sido una de las afectadas por los recortes en el transporte escolar. "Bajábamos al instituto a Plasencia --unos 35 kilómetros-- en el autobús de línea pagando el billete aunque había plazas libres en la ruta escolar que llevaba a los alumnos de la ESO", lamenta.

Por su parte, Carlos dice su padre que aún no tiene muy claro qué estudiará. "Le gusta Ingeniería Aeroespacial, Biotecnología,... Está dudando". El joven se enteraba tarde de sus resultados porque ayer pasó el día entre Matalascañas y el Rocío. "Me ha dicho que no iba a mirar las notas hasta por la noche porque quería irse más tranquilo a la excursión". Tiene un 10 de media de Bachillerato, que ha cursado en el Colegio San José de Villafranca. "Sabemos que es buen estudiante e inteligente, fue premio extraordinario en la ESO, pero no nos esperábamos que fuera una de las mejores notas. Es un orgullo".

Estos extremeños de 14 son los que coparon ayer la atención informativa pero no las únicas notas altas. En total, el 95,5% de los alumnos que se presentaron a Selectividad han superado estos exámenes, esto es 4.268, y seis de ellos lo han hecho con un diez. Además de Gisela son Jorge Rey (Colegio San Antonio de Cáceres), Juan Sánchez (IES Luis Chamizo de Don Benito), Manuel Saavedra (Colegio Santa María Assumpta de Badajoz), Alejandro Casillas (IES San José de Villanueva de la Serena) y Francisco Alfonso Parra (IES San Fernando de Badajoz). El periodo para reclamar está abierto hasta el próximo martes.