Casi el 40% de los extremeños de entre 15 y 64 años confiesa que ha fumado a diario en los últimos treinta días. Hace una década era el 34,3%. Los datos de la última Encuesta sobre Alcohol y Drogas en España (Edades), publicada por el Ministerio de Sanidad recientemente, evidencian que pese a la entrada en vigor de la ley antitabaco en el año 2006 (que prohibía fumar en los lugares de trabajo) y su endurecimiento en el 2010 (que amplió la prohibición a todos los espacios públicos) la proporción de fumadores en Extremadura es incluso superior.

De hecho, la comunidad extremeña es la segunda región española con la prevalencia de consumo diario más alta, solo superada por Asturias (42,1%). Esta tendencia al alza se repite a nivel nacional, aunque la tasa de fumadores del conjunto del país es más baja: el 34% de los encuestados reconoce que fuma a diario frente al 29,6% registrado en el año 2007. No obstante, los datos de la última encuesta revelan también un ligero descenso en la proporción de fumadores extremeños respecto al estudio anterior del 2015, cuando el porcentaje de los que consumían tabaco a diario era del 40,8%.

Los cigarrillos son, de hecho, la primera droga legal en la que se inician los jóvenes extremeños, a los 16,3 años de media (la media estatal es algo más alta, a los 16,6 años). Consumen tabaco antes que alcohol (a los 17,2 años de media) y que otras como el cannabis (a los 18,8 años).

La última Edades revela también que, de forma general, la edad de inicio al consumo se ha ido incrementando paulatinamente en los últimos años, según refleja el estudio. En la anterior recogida de datos, en el 2015, se situaba en los 16,2 años la edad media de inicio al tabaco, en los 16,6 en el alcohol y en los 18 en el cannabis. Aún así, la ministra de Sanidad anunció durante la presentación de la encuesta la puesta en marcha de una campaña específica para frenar el consumo entre los menores, dado que aunque la edad de inicio es superior, la proporción de jóvenes que fuman no para de crecer.

Todos estos datos contrastan con la caída de las ventas de cajetillas de tabaco: hasta un millón menos en los diez primeros meses de este año respecto el mismo periodo del año anterior, según los datos del Comisionado para el Mercado de Tabacos. Pero lo que sí ha crecido es la venta de tabaco de liar y de pipa (mucho más barato que las cajetillas).

La encuesta que elabora bianualmente el Ministerio de Sanidad también recoge datos sobre el cannabis, cuyo consumo en Extremadura se mantiene entre los más bajos del país y por debajo también de la media nacional. Según las estadísticas, el 28,4% de los extremeños ha consumido cannabis alguna vez en la vida (se eleva hasta el 35,2% en el conjunto del país); el 10% lo ha hecho en los últimos doce meses (el 11% en España) y el 7,8% en los últimos 30 días (8,7% de media estatal).

El estudio de Sanidad solo ofrece datos detallados por autonomías sobre tabaco, alcohol y cannabis, pero refleja otras estadísticas de interés a nivel nacional, entre otros, sobre el consumo de cocaína: el 10,3 de los españoles la ha tomado alguna vez en su vida y más del 2% en el último año. Y la media de edad son los 36 años.