La dirección de Ambulancias Tenorio, la adjudicataria del servicio de transporte sanitario, advirtió ayer que «un simple vistazo al calendario demuestra que cada vez que hay un periodo electoral se reabre el conflicto y se amenaza con la huelga», por lo que considera que «no puede ser una coincidencia». La empresa reaccionó así al paro indefinido que iniciarán los trabajadores en noviembre y en un comunicado, lamentó el «uso político» que se vuelve a hacer del servicio. «En las últimas semanas se ha intentado llegar a acuerdos con los diferentes comités de empresa, tanto en el fondo como en las formas, llegando a proponer un calendario de reuniones que no ha sido atendido y privándonos del derecho que también tenemos como empresa a ser escuchados y trasmitir nuestras propuestas», lamentó la dirección. Unas propuestas que, según especificó, mejoran sustancialmente la realidad histórica del sector en Extremadura, ya que están por encima del convenio colectivo y la legislación vigente. Tenorio emplaza a todas las partes a reflexionar y volver a la mesa negociadora con posiciones acordes a la realidad del sector.