Extremadura ya no tiene, oficialmente, una ley que limite los años que una misma persona puede ser presidente de la Junta. Ayer se publicó en el DOE la modificación del Estatuto de Cargos Públicos, de manera que ya está en vigor la norma que permitirá que Guillermo Fernández Vara puede volver a ser candidato en la próximas elecciones autonómicas.

Habría que recordar que esta legislación se aprobó en 2014 bajo el gobierno del popular José Antonio Monago (con la abstención del PSOE). Ahora que los socialistas cuentan con mayoría absoluta han querido suprimir esta normativa; de hecho, ha sido casi la primera medida que han puesto en marcha nada más arrancar el actual mandato. En palabras del propio partido, «para que el debate saliera de la opinión pública lo antes posible».

La crítica de la oposición (PP, Ciudadanos y Unidas por Extremadura) es que, con esta ley en activo, el PSOE debía afrontar la sustitución del actual líder, por lo que se iba a iniciar una «guerra interna por la sucesión». El argumento socialista es, sin embargo, que la limitación de mandatos no existe en ninguna región y que se trata de una anomalía (pero sí está en vigor en Murcia y Castilla y León y ha sido aprobada en Andalucía para la próxima legislatura).