El Partido Comunista de Extremadura (PCEx) instó ayer a corregir, con urgencia, los convenios colectivos de la región que establecen retribuciones inferiores al salario mínimo interprofesional (SMI) de 950 euros aprobado para este año, tras comprobar que «gran parte» de ellos no alcanzan esta cifra. En una nota, advierte de que convenios colectivos que emplean a miles de trabajadores, tales como el del campo, el de oficinas y despachos y el de industrias vitivinícolas de Extremadura deben actualizar sus tablas salariales para adaptarlas a la legislación laboral vigente.

También los convenios provinciales de limpieza de edificios y locales, el de transportes de mercancías y viajeros, así como algunas categorías profesionales de los del comercio y hostelería. El PCEx muestra su preocupación por que la patronal y los sindicatos, que junto con el Gobierno regional firmaron la Declaración para la Concertación Social en Extremadura «no hayan dedicado un instante a esta cuestión».