Un total de 6.931 extremeños están pendientes de recibir la resolución a la solicitud de valoración del grado de dependencia, lo que supone el 12,6 por ciento del total de las presentadas, según los datos publicados por el Instituto de Estadística de Extremadura (IEEx).

En concreto, a fecha de 30 de junio de 2020, se han presentado en la comunidad 54.985 solicitudes, de las cuáles han recibido una resolución 48.054, lo que representa el 87,4 por ciento del total.

En comparación con el conjunto nacional, las solicitudes presentadas en Extremadura representan el 5,15 por ciento del total de su población, frente al 3,93 por ciento a nivel estatal.

En la comunidad, el número de personas beneficiarias con derecho a una prestación es de 33.844, lo que supone el 70,43 por ciento del total de las resoluciones. Además, en Extremadura, el 45,56% eran beneficiarios de Grados III y II (grandes y severos dependientes), mientras que en España es el 51,71%.

El 24,87% de las resoluciones correspondieron a Grado I (dependencia moderada) y el 29,57% no tenían asignado Grado, frente al conjunto nacional que se sitúan en el 27,59% y el 20,7%, respectivamente.

En la fecha de referencia, en Extremadura había 27.741 personas beneficiarias con alguna prestación asignada, de ellas el 44,73% recibieron una prestación económica vinculada al servicio, esta prestación se reconoce cuando no es posible el acceso al servicio público o concertado de atención y cuidado adecuado del beneficiario.

El 21,35% recibieron una prestación económica de cuidados en el entorno familiar, esto es, con el fin de contribuir a la cobertura de los gastos derivados de la atención prestada, cuando una persona en situación de dependencia está siendo atendida por alguna persona de su entorno familiar o afectivo.

El 13,42% recibió atención en centros residenciales destinados a servir de hogar sustitutorio de forma temporal o permanente. La ratio de prestaciones por persona beneficiaria en Extremadura fue de 1,1 y en el conjunto de España de 1,27.