Los buenos resultados obtenidos durante el 2019 por la Once permitirán a la organización mantener el empleo y garantizar la inversión social para atender a personas ciegas o con discapacidad, lo que posibilitará afrontar «con menor riesgo» los efectos de la pandemia del covid-19. Esta es la principales conclusión del Informe de Valor Compartido del Grupo Social ONCE del pasado ejercicio, que acaba de hacer público.

El grupo ha llegado hasta las 72.000 personas afiliadas para cubrir situaciones de dificultad, 2.046 en la comunidad extremeña, prestando especial atención a las personas mayores que viven solas, 14.000 en el conjunto del país y 81 en la región. Además, facilitó cobertura a 7.500 estudiantes, 136 en Extremadura, que finalizaron con éxito el curso y han finalizado «con éxito» el curso, de los que un centenar superaron la EBAU (uno de ellos extremeño).

También destaca el informe la intensificación del voluntariado desde Fundación ONCE para cubrir necesidades de personas con dificultades de movilidad, así como el ofrecimiento de los hoteles Ilunion para sanitarios y enfermos, y sus lavanderías industriales para cubrir la demanda de la pandemia. Gracias al aumento de los voluntarios, de dentro y fuera de la organización, se ha podido dar respuesta a las principales necesidades que planteaban sus afiliados. Durante el estado de alarma más de 273.000 llamadas telefónicas que, unidas a la atención online, permitieron atender las demandas de las personas ciegas o con otra discapacidad.

En cuanto al empleo, el pasado año 11.340 personas (10.784 con discapacidad y de ellas 4.918 mujeres) accedieron al mercado laboral. Además, se realizaron 935 contratos indefinidos para agentes vendedores. Extremadura, en total, en el 2019 la organización generó empleo para 595 trabajadores y formalizó 28 contratos indefinidos a vendedores. Al cierre del ejercicio, el grupo social contaba con 72.693 trabajadores (de los que el 58% son personas con discapacidad y un 42% mujeres), convirtiéndose en el cuarto mayor empleador estatal no público y primero en personas con discapacidad de España y del mundo, tras crecer un 3,6%. En la región cuenta con 1.459 trabajadores.

La ONCE destacó que estos datos han sido posibles gracias al modelo de gestión de «juego responsable», con unos ingresos por venta de productos de lotería que ascienden a 2.255,3 millones de euros, un 4,4 % más que en 2018, que en Extremadura se elevó al 5,99%. Mientras, la facturación de las empresas sociales agrupadas en Ilunion se incrementó globalmente en un 5,8 , hasta los 978,8 millones.

El año pasado se destinaron a gasto social 265,1 millones de euros, una inversión que el grupo pretende mantener en el 2020. Asimismo, en el 2019, Ilunión realizó una inversión de casi 64 millones de euros ( más de un millón en Extremadura) para seguir creciendo. En la región cuenta en la actualidad con 15 centros de trabajo.