La situación derivada de la pandemia ha supuesto que las consultas por teléfono o correo electrónico a la Defensora del los Usuarios del Sistema Extremeño de Salud (SES) hayan aumentado de manera importante a años anteriores, así como un incremento del 14% en las reclamaciones y sugerencias respecto a 2019, más del doble que el registrado de 2018 a 1019. Así se recoge en la Memoria 2020 de esta institución, que preside Eva María Molinero, que en su introducción recuerda la «enorme tragedia» vivida en el último año, con una situación «grave y excepcional», que ha supuesto «una crisis sanitaria de gran magnitud y sin precedentes». 

Los motivos más reclamados en el ejercicio 2020 fueron de nuevo la disconformidad por las listas de esperas y citaciones, en 891 casos, abarcando un 61%, seguidos por la disconformidad con la organización y normas (299 casos), que es un 20% del total, con un incremento muy significativo de un 179 % respecto al año anterior.

En tercer lugar figura la disconformidad con la atención personal y/o sanitaria, en 223 casos, que también se han incrementado significativamente respecto al ejercicio anterior un 42%. 

MÉRIDA, EL ÁREA DE SALUD QUE MÁS RECLAMA / Además, como en años anteriores, en el ejercicio 2020, los ciudadanos del Área de Salud de Mérida son los que más reclaman, seguidos de los de Badajoz, aunque es donde más ha aumentado, y Cáceres, mientras que han bajado en Plasencia y sobre todo en Don Benito-Villanueva, y se mantiene en el mismo nivel en Llerena-Zafra, Coria y Navalmoral. 

Según la memoria, se atendido el año pasado unas 6.420 llamadas telefónicas, con un incremento del 56% respecto al 2019 (4.115), en las que las que se plantean dudas, problemas o conflictos con el sistema sanitario, solicitud de información sobre la situación de sus expedientes o sus derechos y deberes sanitarios. Otra vía de comunicación importante fue el correo electrónico, con la recepción de una media de 2.941, lo que supone un incremento del 142% respecto al ejercicio anterior (1.216), de los que «en multitud» de ocasiones se procedió a la apertura de expedientes de reclamación y solicitudes de aplicación de Ley de Tiempos de Respuesta.

La memoria también señala que esta oficina gestionó 2.625 expedientes en el año 2020, de los cuales 1.155 correspondieron a solicitudes de aplicación de la Ley de Tiempos de Respuesta y 1.470 a reclamaciones y sugerencias. De este modo, se aprecia en 2020 una ligera disminución del 5% de los expedientes respecto al ejercicio anterior, a expensas de la disminución de las solicitudes de asistencia al amparo de la citada ley, como consecuencia de la situación de crisis sanitaria ocasionada por la pandemia.

No obstante, en el caso de las reclamaciones sí hay un incremento respecto al ejercicio anterior del 14%, pasando de 1.293 en el año 2019 a 1.470 reclamaciones en el año 2020, lo que supone más del doble del incremento del año 2018 al 2019, que fue del 6%. En cuanto a las solicitudes de asistencia al amparo de la Ley de Tiempos de Respuesta, se reseña un «significativo» descenso del 22% respecto al año 2019, pasando de los 1.481 a los 1.155.

Crecen los pacientes que esperan más de 180 días para una cirugía


Un total de 24.665 pacientes estaban a fecha 31 de diciembre de 2020 a la espera de intervención quirúrgica en Extremadura, un 9% más respecto a 2019, de los que 6.859 sobrepasaban los 180 días de espera, lo que también supone un aumento del 49% en relación a 2019, que tenía 4.594 pacientes. Así se recoge en la memoria de la Defensora de los Usuarios del Servicio Extremeño de Salud (SES), que atribuye este incremento a la pandemia derivada de la covid-19, y que señala que el número de pacientes en espera para intervención quirúrgica por cada 1.000 habitantes era de 23,18 pacientes, dos puntos por encima de 2019.

También se señala que los tiempos medios de espera para intervención quirúrgica han pasado de los 125,06 días de media en 2019 a 174,97 días en 2020, una media que «se encuentra muy próxima al límite máximo de espera contemplado por la Ley de Tiempos de Respuesta en la Atención Sanitaria Especializada que son 180 días. Por áreas de Salud, al igual que en el ejercicio anterior, las cifras más altas correspondieron a la de Cáceres, con 7.360 pacientes en espera para intervención quirúrgica, seguida por Badajoz con 7.130; Plasencia (4.245 pacientes), que en proporción a su población de referencia tuvo las cifras más altas, con 39,62 pacientes en espera por cada 1.000 habitantes. En cuanto a especialidades, la mayor parte de los pacientes que esperaban para ser intervenidos quirúrgicamente estaban en Traumatología (que pasa a ser la primera), con 1.651 pacientes; seguido de Oftalmología, con 1.497; Cirugía General y Digestiva, en 1.352 pacientes, Urología, con 574 pacientes y Otorrinolaringología, con 560 pacientes. No obstante, los pacientes que más esperaron para una intervención son los de Cirugía Plástica, con 291 días; seguida de Cirugía Maxilofacial (238 días), Neurocirugía (225,30 días) y Traumatología (206), Angiología y C. Vascular (202) y Urología, con 183 días. Según el informe, la crisis sanitaria ha provocado el aumento generalizado en los tiempos medio de espera en todas las especialidades. En cuanto al número total de pacientes intervenidos durante 2020 fue de 49.750, un 30% menos que el año anterior (70.698 pacientes).