Extremadura quiere participar en el proyecto piloto para el denominado Certificado Verde Digital, un código QR que, dirigido a facilitar la movilidad internacional de turistas, contendrá información relacionada con el viajero en cuanto a vacunación y pruebas diagnósticas.

Este pasaporte tiene tres objetivos: la movilidad internacional (y también se emplearía en la nacional), garantizar la salud pública de los viajeros y retomar la actividad turística y, por ende, la hostelería y el comercio. Se espera que esté en vigor en junio.