Nuevo impulso a los parques industriales de Mérida y Navalmoral de la Mata. El Consejo de Gobierno de la Junta ha autorizado este miércoles la firma de un convenio de colaboración con Adif para la construcción de las terminales ferroviarias de ambas plataformas por un importe global de 35,4 millones de euros en tres anualidades. Según ha explicado la portavoz del Ejecutivo, Isabel Gil Rosiña, la firma de este acuerdo es el primer paso para sacar las obras a licitación «con rigor y credibilidad», después de que el contrato que se adjudicó en 2015 tuviera que rescindirse por falta de seguridad jurídica. La previsión ahora es que los trabajos estén finalizados en agosto de 2023. 

Del presupuesto total, 18,64 millones se destinarán a la construcción de la terminal ferroviaria de Expacio Mérida y los 16,65 millones restantes a la de Navalmoral. El plazo de ejecución es de 28 meses, pero habrá que esperar a que Adif autorice también la firma del convenio y después se iniciará el proceso de licitación. Las obras que se van a desarrollar bajo el convenio son las actuaciones necesarias para la conexión de los polos industriales a las líneas que forman parte de la Red Ferroviaria de Interés General de Adif. 

Su objetivo es facilitar un transporte intermodal carretera-ferrocarril para la salida de las mercancías y otros servicios directamente conectados. Ambos proyectos fueron aprobados en el año 2008 con la previsión de entrar en funcionamiento en 2018 en el caso de Mérida y en 2020 en el de Navalmoral de la Mata. Sin embargo, hasta la fecha no han pasado de la fase de redacción de proyecto. En el parque de Mérida se ubicaría la gran planta azucarera.

En marzo de 2015, bajo el gobierno del PP, se puso la primera piedra para la construcción de la terminal de Expacio Mérida, pero en julio del 2017, ya con el PSOE en la Junta nuevamente, se acordó la resolución del contrato después de que la adjudicataria alegase «imposibilidad material» para ejecutar la obra. La clave, según explicó entonces el Ejecutivo, es que previamente no se había firmado el convenio con Adif para conectar la terminal a la red ferroviaria.

«Excelente noticia, determinante paso para las industrias extremeñas, para que crezcan nuestras exportaciones, para que generemos empleo y para que aprovechemos de una manera inteligente y sostenible los recursos logísticos de nuestra comunidad autónoma y las posibilidades de las empresas», ha señalado Gil Rosiña respecto a la firma de este convenio. 

La portavoz ha explicado que el acuerdo con Adif es fruto del trabajo que la Junta viene desarrollando desde hace tiempo. Los dos parques están incluidos en la Estrategia Logística de Extremadura, que prevé una inversión total de 700 millones de euros y la creación de 12.500 empleos con horizonte al año 2050. El objetivo, según ha explicado Gil Rosiña, es mejorar la competitividad de las empresas extremeñas, crear empleo y garantizar el transporte de mercancías.