Las primeras 3.000 dosis del laboratorio de Janssen llegaron este miércoles por la tarde a Extremadura y en los próximos días (finales de esta semana o principios de la que viene) ya podrán empezar a utilizarse. De este modo, será la cuarta fórmula que se aplique en la comunidad (junto con Pfizer, Moderna y AstraZeneca) en el camino hacia la inmunización.

En principio, desde la Consejería de Sanidad y Servicios Sociales de la Junta se solicitó tener la opción de administrar esta vacuna sin ningún tope de edad. La idea era usarla en los centros de transeúntes, los de Cáritas y otras ONGs, así como con los grandes dependientes en domicilio que no pudieron ser atendidos y con los trabajadores esenciales menores de 55 años que quedaron a la espera tras la suspensión de AstraZeneca para esa franja de edad.

No obstante, finalmente Janssen solo se administrará en la región al grupo etario de 70 a 79 años, tal y como marca la estrategia del Ministerio de Sanidad.

La ventaja más mencionada de esta fórmula es que es monodosis, esto eso, solo será necesaria una pauta para que el usuario logre la máxima inmunidad posible frente al virus. De esta forma se avanzará más rápido en el porcentaje de extremeños que se debe lograr (70%) para empezar a hablar de inmunidad de rebaño y comenzar a rebajar las medidas de distancia social así como las restricciones.

En cuanto a AstraZeneca, se sigue a la espera de los estudios para decretar si las personas menores de 55 años que ya han recibido la primera dosis tendrán una segunda de otro laboratorio o no.